Los Caligaris arman gran fiesta durante “show” en la Ciudad de México

México, 26 May (Notimex).- La banda argentina Los Caligaris armó una gran fiesta en su regreso a la Ciudad de México, donde conquistó con su música a quienes se dieron cita en el Plaza Condesa que lució a su máxima capacidad.

Como parte de su gira “Caligaris somos todos”, los anfitriones cautivaron a más de dos mil personas, quienes vivieron un auténtico “reventón” sonoro.

Pasos de baile, acrobacias, saltos, alegría y sorpresas fueron algunos de los ingredientes que predominaron en la reunión que duró dos horas y tuvo como grupos invitados a Las Pastillas del Abuelo y Los Estrambóticos.

Con buen humor y con el sonido de instrumentos como trompetas, saxofón, teclados, guitarras y batería, la alineación tocó sus éxitos, incluidas las piezas de su reciente producción discográfica “Circología”, que lanzó a la venta el año pasado.

“Buenas noches México, qué alegría estar una vez más aquí, veníamos sólo por dos fechas y ahora tenemos cuatro, así que hay que festejar, bienvenidos al ‘Caligaris somos todos’”, expresó el cantante Juan Taleb.

“Cada vez”, “Dolería menos”, “Entre vos y yo”, “Hielo” y “Aunque no quiero” fueron las primeras piezas que sonaron en esta cita a la que algunos fans acudieron con nariz roja, mientras que otros se quitaron la playera para bailar y brincar con todo el ánimo.

“Es un momento muy especial, vamos a hacer esta canción que nos gusta tanto a ustedes, como a nosotros, y a Las Pastillas del Abuelo, que eligieron el siguiente tema”, señaló Taleb antes de interpretar con esta agrupación “Mi estanciera y yo”.

Con la banda mexicana Los Estrambóticos, Los Caligaris interpretaron “Añejo W”. “Salud para que estos momentos se repitan en muchos años más”, dijo Taleb al público, antes de abrazar a sus invitados.

Uno de los momentos divertidos fue cuando el vocalista se disfrazó de “El Chavo del 8” y así cantó “El amor nunca pasa de moda”.

“Desde que vengo a México tengo ganas de hacer una telenovela, pero en lugar del ‘Chavo del 8’, quiero que me llamen ‘El Chavo del Oxxo”, explicó en tono de broma, mientras que se puso una playera roja de una tienda de conveniencia.

“Gracias por el cariño que nos hacen sentir, nos emociona estar aquí, quiero escuchar las gargantas de todos los presentes. Dicen que la vida es un camino oscuro y que las personas nos iluminan, así que queremos que nuestra luz siga brillando aquí”, dijo, mientras dejó volar algunos globos.

“Todos locos”, “Que corran”, “E.E.A.” y “Mejilla izquierda” fueron otros de los cortes del espectáculo que se repetirá este jueves y hasta el sábado, en el que con los instrumentistas de viento hicieron el “cover” “Another brick in the wall”, de Pink Floyd.

También podría gustarte