Buscar boleto olímpico deja agotado a receptor de Bills de Buffalo

Eugene, EUA, 4 Jul (Notimex).- El receptor de Bills de Buffalo, Marquise Goodwin, admitió que su intento por entrar al equipo olímpico estadounidense de salto de longitud lo dejó tan exhausto que siente como si estuviera a la mitad de la temporada de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL).

El egresado de la Universidad de Texas en Austin compitió en el selectivo de salto de longitud en busca de una plaza en los Juegos Olímpicos Río 2016 y aunque se quedó corto, al ubicarse en el séptimo puesto, su preparación para la competencia celebrada en Eugene, Oregon, fue muy demandante.

“Ahora que ya terminó, puedo dejar de comer como pajarito y conseguir algo de comida de verdad”, aseguró el receptor en declaraciones a un diario local.

Indicó, asimismo, que “pero antes que nada voy a descansar. No he tenido un buen descanso en un largo tiempo, así que mi cuerpo está destrozado, me siento como si hubiera jugado ocho o nueve juegos y ya estuviera en la semana 10” de la NFL.

En cuanto a su fallido intento por ir a Río, Goodwin admitió que “fue un momento triste, pero me siento verdaderamente, bendecido de ser una de las pocas personas en la historia que han hecho esto, uno de los pocos que puede decir: soy un jugador de la NFL entre los chicos de pista y campo”.

Goodwin logró 8.25 metros en su mejor salto, con lo que se quedó a casi 17 centímetros de lograr una de las plazas olímpicas que, finalmente, se quedaron Jeffrey Henderson, Jarrion Lawson y Marquis Dendy.

Pese a ello, el receptor de Bills reiteró que se siente “bendecido. Estoy vivo. Puedo caminar. En este punto lo único que puedo pedir es una oportunidad y hoy la obtuve”.

Ahora, Goodwin deberá prepararse para los campos de entrenamiento de la NFL, que iniciarán a finales de mes, pues aunque el entrenador de Bills, Rex Ryan, lo apoyó en su búsqueda olímpica, tendrá una difícil competencia en busca de una plaza titular.

También podría gustarte