Buscan registrar acervo ferroviario mexicano ante la UNESCO

México, 22 Ago (Notimex).- El Centro de Documentación e Investigación Ferroviarias (Cedif), trabaja en obtener la Cédula del Archivo General de la Nación y postular sus acervos para el Registro Latinoamericano Memoria del Mundo de la UNESCO.

Como una de las áreas del Centro Nacional para la Preservación del Patrimonio Cultural Ferrocarrilero, el Cedif resguarda, cataloga y estudia los documentos legados por Ferrocarriles Nacionales, precisó en un comunicado la Secretaría de Cultura.

Se trata de más de 170 años de historia en un aproximado de cuatro mil 500 metros de documentos, materiales originales y especializados, como impresiones que datan de la primera mitad del siglo XIX y que por sus características tipográficas y temáticas son consideradas piezas raras.

Teresa Márquez, directora del Centro Nacional para la Preservación del Patrimonio Cultural Ferrocarrilero, explicó que a futuro se planea que los acervos del Cedif se postulen para el Registro Latinoamericano Memoria del Mundo de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

También incluirá su actualización en el Registro Nacional de Archivos Históricos ante el Archivo General de la Nación.

“Tener la Cédula del Archivo General de la Nación es importante. Ferrocarriles Nacionales de México en Liquidación, que está todavía en manos del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), tiene fondos documentales de gran trascendencia”, indicó la directora, quien añadió que al finalizar la liquidación, la documentación pasará al archivo.

Entre los documentos más destacados que resguarda está el libro Proyecto del primer camino de hierro de la República, desde el puerto de Veracruz a la capital de México, de Francisco de Arrillaga, impreso por Ignacio Cumplido en 1837.

El Cedif cuenta con casi 30 fondos con registros disponibles para su consulta, entre los más representativos se encuentran el Fondo de Orizaba, integrado por fotos y planos de 1869 a 1958 y el Fondo de Nóminas de Ferrocarriles Nacionales integrado por tres mil volúmenes cronológicos de 1920 a 1938.

Así como el Fondo Comisión de Inventario y Avalúos de Ferrocarriles Nacionales de México (FNM), acervo integrado por 31 mil 500 fotografías que dan cuenta del estado del patrimonio ferroviario de México a finales de la década de los veinte y principio de los treinta del siglo XX.

La también directora del Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos agregó que el público puede hacer donaciones y, de hecho, es común que trabajadores e ingenieros ferrocarrileros cedan sus documentos.

Entre las más recientes donaciones sobresalen tres lotes del Fondo Méndez Zirión, el cual cuenta con 962 libros, dos acciones de ferrocarriles, un LP, cuatro álbumes fotográficos, dos manuscritos y alrededor de 350 documentos.

Como parte de las actividades impulsadas por el Cedif, el año pasado se editó la publicación “Tras las huellas del ferrocarril. Guía de fuentes”. Su propósito es brindar información sobre los acervos histórico-documentales de las empresas ferrocarrileras mexicanas de una manera sistemática y estructurada, con base en las normas emitidas por el Consejo Internacional de Archivos.

También podría gustarte