Buscan actualizar legislación de salud y medio ambiente en Jalisco

Guadalajara, 30 Ago (Notimex).- La presidenta de la Comisión de Higiene y Salud del Congreso local, María del Consuelo Robles dijo que se deben actualizar diversas legislaciones sobre el derecho humano a la salud y a un medio ambiente sano para su bienestar.

Indicó que lo anterior surgió como una de las conclusiones de la mesa de trabajo Efectos de la contaminación en la salud.

Precisó que además se llegaron a otras conclusiones como realizar diagnósticos tempranos de las enfermedades que producen los contaminantes, involucrar a las instituciones para que se divulguen y se cumplan, establecer las sanciones que deben aplicarse.

Asimismo, incluir un capítulo específico sobre esa materia en la Ley de salud del estado, que se pretende reformar de manera integral.

También recibir del gobierno estatal la cooperación y participación no sólo de la Secretaría de Salud, sino de las de Educación, de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial, de Movilidad y Transporte.

Añadió que esto “para hacer una política idónea, transversal, donde todos los involucrados tengan una parte de responsabilidad, porque si no funciona una tampoco lo harán las demás”.

A su vez, la vocal de la Comisión de Medio Ambiente, Patricia Pelayo López, comentó que la salud humana está íntimamente vinculada con “el ambiente que nos rodea”.

“Una relación bastante compleja por la contaminación del aire, la generación de ruido, la calidad del agua en detrimento, las ciudades que llenan su paisaje de espectaculares, la liberación de químicos peligrosos, la degradación de los suelos y el cambio climático, hace necesario mejorar la legislación estatal en materia de salud”, dijo.

Mencionó que es creciente el número de personas que mueren por causas ambientales que pueden ser evitables.

Manifestó que la cuarta parte de la población mundial padece enfermedades por ese motivo y los niños son los más afectados. “Jalisco no es la excepción, pues desde hace muchos años se afrontan problemas en El Salto y Juanacatlán, porque sus habitantes se ven obligados a convivir con un río tóxico”, comentó.

“Lo mismo pasa con el agua insalubre que reciben las poblaciones de San Pedro Itzicán, Chalpicote, La Zapotera y Santa María de la Joya, en el municipio de Poncitlán, además de la contaminación atmosférica, visual y el ruido en las ciudades”, explicó.

Expresó que la legislación actual no vincula directamente a las secretarías de Salud y de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial, para que realicen un trabajo en conjunto, en aras de proteger a los jaliscienses ante problemas de contaminación.

“Por lo que la reunión tuvo como fin señalar las carencias, omisiones y demás puntos que deben ser enmendados para garantizar el derecho a la salud y a un ambiente sano, del cual todos gozamos en letra, pero no en la realidad”, puntualizó.