Brasil aplica por Olimpiadas políticas que aumentan homicidios

Nueva York, 2 Jun (Notimex).- Brasil está implementando rumbo a los Juegos Olímpicos que se celebrarán en dos meses, las mismas políticas que en la Copa Mundial de 20014 y que generaron un repunte en los homicidios de parte de fuerzas de seguridad en ese país, alertó Amnistía Internacional (AI).

En un informe difundido este jueves, el grupo de defensa de derechos humanos indicó que las políticas que implementa ahora Brasil causaron un “gran aumento en los homicidios y las violaciones de derechos humanos a manos de fuerza de seguridad” desde antes de que se celebrara la Copa Mundial.

Titulado “La violencia no es parte de estos Juegos. Riesgo de violaciones de derechos humanos en los Juegos Olímpicos de Río 2016”, el documento destacó que cuando en 2009 se adjudicaron los Juegos Olímpicos de 2016 a Río, las autoridades prometieron mejorar la seguridad para todos.

“En su lugar, hemos visto desde entonces que la policía ha matado a dos mil 500 personas en la ciudad y muy poca justicia”, afirmó Atila Roque, director de AI en Brasil.

Añadió que al parecer Brasil ha aprendido muy poco de los grandes errores que cometió durante años en materia de seguridad pública, y que la política de “disparar primero y preguntar después” ha convertido a Río de Janeiro en una de las ciudades más letales del planeta.

El representante precisó que el país ha aplicado de manera histórica políticas se seguridad que han sido mal concebidas, lo que se ha unido a “crecientes abusos” documentados durante eventos deportivos y a la ausencia de investigaciones efectivas de las violaciones contra los derechos humanos.

El informe recordó que decenas de personas resultaron heridas y cientos fueron detenidas arbitrariamente durante la represión policial de las protestas que hubo en todo el país antes de la Copa Mundial 2014 y durante su celebración.

Ese mismo año, cuando se encargó a la policía y al ejército la tarea de “asegurar” las ciudades donde iban a celebrarse los eventos, las operaciones dejaron al menos 580 muertos solamente en el estado de Río de Janeiro.

En 2014, los homicidios en operaciones policiales aumentaron un alarmante 40 por ciento, y un 11 por ciento más el año siguiente, con 645 personas fallecidas a manos de la policía en el estado de Río de Janeiro. Asimismo, uno de cada cinco homicidios en la ciudad fueron cometidos por policías en servicio.

Desde que comenzó 2016, más de 100 personas han sido víctimas de homicidio en la ciudad de Río de Janeiro. La inmensa mayoría eran varones negros jóvenes que vivían en favelas u otras zonas marginadas, de acuerdo con AI.

Las autoridades han anunciado recientemente el despliegue de alrededor de 65 mil agentes de policía y 20 mil soldados para vigilar los Juegos Olímpicos, en la que podría ser la mayor operación de seguridad de la historia de Brasil.

Este despliegue incluirá personal militar para encabezar operaciones en las favelas, algo que en ocasiones anteriores ha causado toda una serie de violaciones de derechos humanos que aún no se han investigado y sancionado debidamente, manifestó AI.

“Las autoridades brasileñas no sólo están incumpliendo la promesa de crear un lugar seguro para todos como legado olímpico, sino que tampoco están garantizando que los funcionarios cumplan las leyes y normas internacionales sobre uso de la fuerza y de armas de fuego”, aseguró Roque.

También podría gustarte