Boxeador Jorge Linares quiere “limpiar” división ligera

México, 4 Oct (Notimex).- Dedicado en cuerpo y alma al boxeo, el venezolano Jorge Linares aseguró que “limpiar” la división de peso ligero es su objetivo, siempre en busca de dar una motivación a la gente de su país, el cual atraviesa un momento difícil.

De visita en México, Linares asistió a los “Martes de café” del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), donde Mauricio Sulaimán le entregó un brazalete verde y oro, que portan los campeones como el sudamericano, monarca en receso y que hace más de una semana ganó el Cinturón Diamante.

“El boxeo es todo para mí, el pan de cada día, el boxeo es como mi comida, siempre estaré unido a él, al término de mi carrera como entrenador o lo que sea”, dijo el pugilista, contento de estar en México, “mi segunda familia”.

Con una pelea obligada ante el montenegrino Dejan Zlaticanin, monarca ligero del CMB o la revancha con el británico Anthony Crolla, al que venció el pasado 24 de septiembre en Manchester, sostuvo que aún tiene mucho por hacer en la división.

“Todo ser humano tiene un sueño y hay que saberlos conquistar. Uno tiene que verse en el espejo y reflexionar, ver si tengo chance de subir a 140 libras; ahora me siento bien en 135, quiero limpiar las 135 libras, me siento bien en este peso”, dijo Linares, que deberá guardar reposo de siete semanas por una lesión en la mano derecha.

Consciente de que vive el mejor momento de su carrera, el “Niño de oro” sabe que todo lo ha ganado con base en trabajo diario y sacrificios, “me fui de Venezuela a los 16 años, dejé todo y ahí están los resultados, veo el fruto del sacrificio”.

En espera de mejores bolsas y grandes actuaciones, comentó que dar una motivación a la gente de su país, a los que atraviesan por una situación complicada, es el objetivo.

“Me he robado el show, he hecho buenas peleas, pero ahora viene lo bueno, sin olvidar siempre de donde vengo, no puedo subir sin primero que mencionen mi nombre, mi apodo y el pueblo donde nací, Barinitas”, dijo Linares, quien tiene récord de 41-3, 27 nocauts.

“En Venezuela siempre me han dado las gracias, pese al momento siempre les robo esa sonrisa, esa esperanza, las ganas de luchar, de salir adelante y a trabajar aunque no haya trabajo, eso es lo bueno de la gente venezolana, uno se adapta, pero hay que estar claro que se vive un momento difícil”, concluyó.

También podría gustarte