Boxeador Carlos Cuadras se dijo listo para defender su título

Por David Torres González. Enviado

Los Ángeles, EUA., 9 Sep (Notimex).- Enfrentar al considerado mejor libra por libra del mundo despreocupa al boxeador mexicano Carlos Cuadras, quien dijo que está listo para defender su título ante cualquier rival, “y si al diablo me ponen, al diablo le pego”.

A un día de subir al ring en el Forum de Inglewood para realizar la séptima exposición del cetro de las 115 libras ante el nicaragüense Román González, Cuadras agregó que la amistad quedará de lado, pues no piensa desaprovechar la oportunidad de dar un golpe de autoridad en Estados Unidos.

“También tengo poder en los puños, no hago caricias como otros que le han tocado u otros que por solo enfrentar a un tricampeón van con miedo, si al diablo me suben arriba del ring, al diablo le pego, estoy listo para ganar este combate”, sentenció.

Tranquilo y motivado, dejó en claro que tiene con qué para vencer al “Chocolatito”, tricampeón mundial y quien llega como favorito a la batalla entre invictos.

“Voy a boxearlo, no a darle un blanco fijo, lo voy desesperar, a mantener a raya con mi jab, y si tengo la oportunidad y lo conecto con un buen golpe lo voy a mandar a la lona”, comentó el “Príncipe”, quien indicó que otra ventaja suya será que él es un supermosca natural.

“Él es un gran campeón, viene subiendo de pesos chicos, del mínimo al supermosca, yo estoy bien establecido, he aguantado golpes de pegadores y él nunca ha estado en esta categoría, nunca le han pegado tan duro como le voy a pegar yo”, aseveró.

Además, sostuvo que “soy mucho más rápido y eso lo voy a ocupar en la pelea, esperemos esa estrategia sirva bien, si se quiere fajar tengo el poder en las manos, estamos bien armados y con toda la artillería lista”.

El objetivo de Carlos, a mediano y largo plazo, es formar una carrera sólida, alcanzar las alturas y dejar un legado como su ídolo, Julio César Chávez, y para ello no importará terminar con el invicto de su amigo Román González.

“Somos amigos, lo conozco desde 2008, yo empezaba a 6 y 8 rounds y él ya era campeón, lo admiro porque es tricampeón, pero arriba del ring no hay amigos, esto es un deporte y le voy a arrancar la cabeza, tan amigos como siempre bajando del ring, pero arriba será una guerra”, concluyó.

También podría gustarte