Bloqueos de la CNTE causan pérdidas por más de 100 mdp a industria aví

La Unión Nacional de Avicultores (UNA) informó que los bloqueos de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Oaxaca y Chiapas han ocasionado pérdidas para los productores avícolas mexicanos por más de 100 millones de pesos, informó César Quesada Macías, presidente de la agrupación.

El dirigente agregó que el daño no es solo para la industria avícola, sino también para los sectores de la población que requieren de los alimentos que producen como huevo y pollo.

Desde hace más de 4 semanas, los envíos de dichos alimentos, programados desde las zonas productoras ubicadas en los estados de Puebla, Veracruz y Jalisco hacía Oaxaca y Chiapas; han sido detenidos por integrantes CNTE, sin existir un argumento que justifique el hecho.

“Han impedido de forma intermitente el paso de nuestros vehículos que transportan estos alimentos esenciales para la dieta de los mexicanos radicados en las entidades mencionadas”, aseguró el Presidente de la UNA.

Esta situación está provocando desequilibrios en los mercados oaxaqueños y chiapanecos.

“La problemática que se vive está causando desorden en los mercados regionales y locales, afectando la economía de la población de los lugares mencionados”, agregó Quesada Macias.

“Nosotros como industria hemos buscado por todas las vías, que el flujo de alimentos avícolas se dé con normalidad y los mercados funcionen correctamente; sin embargo, la situación que prevalece en la zona no lo permite y se está generando especulación por parte de los intermediarios, el comercio regional y local, encareciendo de manera artificial el precio de los productos avícolas como huevo y pollo, en perjuicio de los consumidores”, expresó.

En el lapso que lleva la falta de entendimiento entre las autoridades federales y la CNTE, la industria avícola ha sufrido daños en su parque vehicular por quema de unidades de transporte y aves vivas; además de que tuvo que suspender envíos de pollo y huevo a las zonas mencionadas, absorber pérdidas por retrasos en la entrega de huevo y pollo y dejar de abastecer con regularidad de alimento balanceado para las aves en producción. Para superar dichos bloqueos, los transportistas han tenido que pagar.

La industria avícola es una actividad estratégica para la economía y la alimentación de los mexicanos. Por ello, “refrendamos nuestro compromiso con los consumidores de hacerles llegar a sus mesas alimentos sanos y accesibles a su economía”, concluyó el presidente de los avicultores de México.

También podría gustarte