Biodiversidad de México en peligro por plantas exóticas

Alarma ante el riesgo de especies invasoras que hacen peligrar la biodiversidad y vida silvestre

Este 3 de marzo se celebra el Día Mundial de la Vida Silvestre. Se le recordó a la población evitar la introducción de plantas exóticas a México para no afectar la biodiversidad.

La biodiversidad en México.
Especies de plantas invasoras podrían repercutir negativamente en la economía mexicana. (Foto: Notimex)

Esto responde a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). De esta manera se prevendrá la introducción y reducirá de manera significativa los efectos dañinos de estas especies.

El control o erradicación de las plantas exóticas resultan costosos para el país. Esta es una de las principales causas de pérdida de biodiversidad en el país y en el mundo.

Se recomendó a la población eliminar las plantas exóticas invasoras o prevenir su propagación. Por lo tanto, también piden a la población que sea consciente de ellas y que aprenda a identificarlas.

Esta iniciativa se realiza en el marco del proyecto “Fortalecer las capacidades de México para el manejo de especies exóticas invasoras (EEI) a través de la implementación de la Estrategia Nacional de EEI”, financiado por el Fondo de Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés.

¿Qué pasa con la biodiversidad en México?

En México, la horticultura de plantas ornamentales es una actividad productiva importante en materia de comercio exterior. Lo anterior se refleja en el impacto económico que genera, el cual es de 14 mil millones de pesos anuales.

Su importancia se refleja en la participación del Producto Interno Bruto (PIB), representando el 4.6 por ciento en 2014. Equivale a producir seis mil 358 millones de pesos con volumen de producción equivalente de 90.7 millones de toneladas.

Las especies exóticas invasoras (EEI) son capaces de desplazar o extinguir las especies nativas. Esto ocurre mediante la competencia por alimento o refugio, depredación, alteración del hábitat, enfermedades, entre otros.

Actualmente se trabaja en varias Áreas Nacional Protegidas (ANP), una de ellas el Parque Nacional Cumbres de Monterrey, para prevenir la entrada de EEI y controlarlas.