Billie Holiday fue una de las voces más influyentes del jazz

México, 16 Jul (Notimex).- Una de las voces femeninas más importantes e influyentes del jazz, la intérprete estadounidense Billie Holiday es recordada este 17 de julio al cumplirse 57 años de su deceso.

Eleanora Fagan Gough, su nombre de pila, nació el 7 de abril de 1915 en Philadelphia, Estados Unidos, en el seno de una familia humilde, su madre fue Sadie Fagan y su padre, Clarence Holiday, era músico de la banda de Fletcher Henderson (1897-1952).

Durante su infancia, Billie Holiday vivió momentos difíciles que formaron su carácter así como el gusto por el blues y el jazz, pues prefería no cobrar en su trabajo como recadera a cambio de que su jefa le permitiera escuchar en su sala una victrola con música de Louis Armstrong (1901-1971) y Bessie Smith (1894-1937).

En los inicios de su carrera como cantante, sufrió de racismo por lo que se refugió en el alcoholismo y las drogas, a los 20 años tomó la decisión de trasladarse a la ciudad de Nueva York para trabajar como interprete en clubes nocturnos, de acuerdo con el portal especializado “Buscabiografías.com”

La suerte de la cantante cambió tras participar en un casting para un puesto de bailarina en el Pods Jerrys, donde el pianista del lugar la invitó a cantar. Aunque no contaba con una formación formal, el productor John Hammond descubrió su gran potencial.

Su primer disco lo grabó junto al clarinetista Benny Goodman (1909-1986) y a partir de este momento, su vida cambió radicalmente, empezó a tener éxito y reconocimiento.

Su primera presentación la realizó en el teatro Apollo en 1935 interpretando el tema “Symphony in black” con el compositor y director de orquesta Duke Ellington (1899-1974). Su carrera continuó en ascenso, realizó una gira en diferentes teatros de la ciudad con diferentes bandas importantes en aquel momento.

Billie Holiday también trabajó con el pianista Teddy Wilson (1912-1986), con el saxofonista Lester Young (1909-1959), el pianista William Count Basie (1904-1984) y el director de orquesta Artie Shaw (1910-2004).

La particularidad de la cantante radicó en su especial timbre de voz y su libertad rítmica, lo que la convirtió en una de los personajes más influyentes del jazz, de acuerdo con información del portal “biografíasyvidas.com”

En los años posteriores, la cantante grabó más de 200 canciones auténticas de jazz, de las que destacaron “God bless the child”, “I love you porgy” o “Fine and Mellow”. En 1941 contrajo nupcias con el trompetista Jimmy Monroe.

Su fama traspasó fronteras con sus presentaciones en Europa, llenos totales por América, de igual forma logró cantar y componer varias canciones con Louis Armstrong (1901-1971).

El legado musical de Billie se puede disfrutar en los álbumes “Billie Holiday, Vol. 1” (1950), “All or Nothing at All” (1955), “The Essential Billie Holiday Carnegie Hall” (1956), “Body and Soul” (1957), “Lady in Satin” (1958) y “Blues Are Brewin” (1958).

A pesar del éxito y la riqueza, la cantante seguía teniendo problemas con el alcohol, afortunadamente en 1957 se casó con Louis McKay, quien le ayudó a resurgir con su carrera y alejarla de los vicios.

El tema “Strange Fruit” fue considerado como la mejor canción del siglo XX por la revista “Time” en 1999 y su autobiografía “Lady sings the blues” (1956) inspiró en 1972 una película, según datos del portal “buscabiografias.com”

También destacaron sus discos “Last Recordings” (1959), “Stay with Me” (1959), “Stormy Blues” (1959) y de manera póstuma salieron a la luz “The Unforgettable Lady Day” (1960), “Billie Holiday Live” (1991) y “Essential Recordings” (2000).

Entre los reconocimientos que recibió destacan el Grammy Hall of Fame Awards y el Esquire Magazine Gold Award. En la época final de su carrera tuvo varios desaciertos ya que grabó con músicos poco experimentados y con un mal repertorio.

La intérprete llamada “Lady day” murió el 17 de julio de 1959 en la ciudad de Nueva York. Algunas fuentes señalan que la causa fue una sobredosis de heroína, y otras, una cirrosis hepática.

Este año, el biógrafo John Szwed obtuvo el premio a Libro de Jazz del año que otorga la Jazz Journalists Association por su obra “Billie Holiday: El músico y el mito”.

También podría gustarte