Baterías aseguradas en Morelos son residuos peligrosos

Cuernavaca, 11 Mar (Notimex).- La Profepa realizó peritaje en materia ambiental a 130 acumuladores de vehículo usados en el municipio Cuautla, Morelos, a fin de determinar que dichas baterías son residuos peligrosos.

En atención a una solicitud de la Procuraduría General de la República (PGR), personal de la delegación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en el estado determinó y clasificó los acumuladores usados que fueron objeto de aseguramiento por parte del Mando Único de la Policía Estatal.

De acuerdo con un comunicado, esas baterías eran transportadas por una persona en una camioneta marca Ford, tipo pickup, con placas de circulación del estado de Puebla.

En el dictamen se determinó que los acumuladores para vehículos usados son considerados como residuos peligrosos por su contenido de ácido-plomo y características de peligrosidad corrosiva y tóxica, de conformidad con lo establecido por la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos.

Además los inspectores señalaron que el vehículo que transportaba dichos acumuladores no es apto para seguir conteniendo estos residuos peligrosos.

Asimismo el corralón en depósito no cuenta con las características necesarias que establece la referida ley respecto del acopio y/o almacenamiento de los referidos acumuladores.

Por ello se llevó a cabo inspección en materia de residuos peligrosos donde se confirmó la falta de la autorización emitida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para realizar la actividad de recolección y transporte de los mismos.

El 4 de marzo el infractor fue consignado al Juzgado III de Distrito en Morelos, mediante oficio MPF/147/2016.