Aurelio Nuño reitera que no se cancelará la reforma educativa

México, 25 Ago (Notimex).-El secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, planteó que el diálogo sobre la reforma educativa puede tener muchas aristas o avenidas, pero “nunca poder cancelarla porque es la plataforma para que México sea un país exitoso en el siglo XXI”.

En la reunión plenaria de los senadores y diputados del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), el funcionario dejó claro que por ello es fundamental la defensa de esas modificaciones constitucionales y si bien debe haber diálogo no se cederá en su puesta en marcha.

“La reforma debe continuar y no puede alterarse ni continuar ningún tipo de diálogo con el magisterio disidente si los niños no están en clases porque se trata de uno de los proyectos más importantes que se ha construido entre todos”, subrayó Nuño Mayer.

El titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP) externó que la reforma educativa “no es una más”, pues la viabilidad de México en el siglo XXI depende de ella para que los niños tengan las herramientas básicas para competir y el país rompa con la desigualdad y la pobreza.

Por eso la convicción del presidente de la República de defenderla “con toda la fuerza que tengamos, ya que no sacarla implicaría estar cancelando un futuro exitoso a México en el siglo XXI”, enfatizó.

Indicó que México tenía un gran sistema educativo, pero la calidad del mismo dejaba mucho que dejar pues los estudiantes mexicanos están muy por debajo del nivel que deben estar.

“Ese sistema no estaba funcionando en la parte de dar calidad porque era corporativo, altamente clientelar, y no existía una profesionalización de los maestros basada y sustentada en la preparación, sino en un sistema de venta y herencia de plazas”, dijo.

Aurelio Nuño agregó que en ese modelo la carrera del docente dependía de esos mecanismos o de diversos favores políticos ya fuera de las burocracias o de los sindicatos.

Se tenía un sistema educativo “opaco, clientelar, corporativo, sustentando en el mérito que, sin duda, generaba muy malos resultados. Ese mismo sistema fue olvidando a las escuelas, que se quedaron como el último elemento de la cadena educativa”.

De ahí la Reforma Educativa “que cambia todo un sistema, que sustituye uno corporativo y clientelar por uno sustentado en obligaciones y derechos en el mérito, por lo que hoy para ser maestro se requiere hacer un examen y competir”, destacó.

El secretario de Educación Pública expuso que las escuelas en proceso de transformación son otro gran eje de la reforma y se camina hacia planteles con más autonomía de autogestión.

Recordó que el programa Escuelas al CIEN invierte 50 mil millones de pesos para ampliar y dejar en buenas condiciones poco más de 33 mil escuelas y que la reforma educativa mandató un censo que hizo el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Con ese mecanismo “hoy, por primera vez, sabemos cuántos maestros y escuelas hay, y cuáles son las deficiencias de infraestructura que tienen las escuelas y donde están. Hoy sabemos que 15 por ciento de las escuelas no tienen baños”.

Remarcó que el tercer eje fundamental es el nuevo modelo educativo y la propuesta curricular y el mayor cambio la transformación del enfoque pedagógico para pasar de conocimiento y memorización a otro en el que lo que importe es aprender a aprender y a saber discernir.

También podría gustarte