Atención a víctimas de la guerra, el reto inmediato para Colombia

México, 24 Jun (Notimex).- Tras el acuerdo que pone fin al fuego entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el gobierno colombiano, académicos universitarios y un partido político expresaron que ese proceso tiene el apoyo abrumador de América Latina y pusieron énfasis en la reparación del daño a las víctimas.

La experta de la Universidad Iberoamericana (UIA), Jimena Esquivel Leáutaud, opinó que en Colombia el reto inmediato está en la reparación del daño a las víctimas de la guerrilla y en la reinserción de los ex combatientes.

Indicó que se ha hecho un trabajo sobre el tema del perdón y la reconciliación; diferentes actores como la Iglesia, la sociedad civil y los observadores han asegurado que estas dos vías pueden servir para alcanzar la paz.

Sin embargo, agregó, “aún no está claro cómo se va a reparar el daño de las víctimas”, que suman más de siete millones 700 mil personas afectadas por el conflicto armado en Colombia, detalló en un comunicado.

La académica aclaró que la aplicación de la justicia no debe verse solamente como la imposición de una pena, sino como una reparación integral.

Por separado, Rodrigo Páez Montalván, del Centro de Investigaciones sobre América Latina y el Caribe de la UNAM, señaló que “este es uno de los momentos más importantes y esperanzadores para América Latina, porque se ha llegado a lo que tanto tiempo se había buscado”.

El especialista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) explicó que “el gran enemigo de la paz para Colombia son los remanentes de bandas paramilitares, entre estas, los denominados Urabeños, ubicados al noroeste del país.

Las negociaciones fueron “serias, específicas y omnicomprensivas”, pues con la firma de la paz se abordaron y acordaron tópicos como el agrarismo, la lucha contra el narcotráfico, la atención a víctimas del conflicto y el sistema de justicia transicional aplicable a diferentes tipos de delitos, opinó.

Lo que es un acto consumado y unánime, añadió, es que el proceso tiene un apoyo abrumador en América Latina. “Lo que sucedió es una brisa fresca para el continente; por supuesto, requerirá de una sanación amplia y larga para cerrar heridas”.

Rodrigo Páez agregó que es significativo para México haber acompañado dicho proceso de pacificación, en el que también colaboró la Organización de las Naciones Unidas.

A su vez, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) celebró la firma de dichos acuerdos, que “significan paz para América Latina”, y confió en que “signifique un verdadero proceso de reconciliación entre la sociedad colombiana, e implique la inclusión social, la protección y atención a las víctimas”

En un comunicado, el PRD llamó al mundo apoyar ese proceso y cerrar la puerta a todo acto violento “para modificar las realidades nacionales en nuestras naciones”.