Atacan por error a combatientes aliados del gobierno de Irak en Mosul

Bagdad, 5 Oct (Notimex).- Al menos 20 combatientes tribales sunitas progubernamentales murieron hoy en un bombardeo al sur de Mosul, en el norte de Irak, que se estima habría sido un error cometido por el ejército iraquí o por la coalición liderada por Estados Unidos.

El bombardeo ocurrió este miércoles en la localidad de Qayyarah, a unos 60 kilómetros de Mosul, aunque se desconoce con precisión cuál de las dos fuerzas lanzó el ataque contra los combatientes sunitas, a quienes confundieron con militantes del grupo Estado Islámico (EI).

Fuerzas de seguridad y funcionarios del gobierno iraquí confirmaron tanto el bombardeo en Qayyarah como el número de víctimas, y destacaron que el ataque se produjo en el marco de la ofensiva contra los yihadistas en Mosul, que es el último gran bastión del EI en Irak.

De acuerdo con las fuentes, el ataque tuvo lugar en el este de esa localidad, la cual estaba en manos de los combatientes islamistas desde agosto pasado.

Un reporte de la cadena de noticias Al Yazeera, citando a un comandante de los sunitas que murieron en el bombardeo, refirió que poco antes de que ocurriera el ataque habían repelido con éxito un ataque de los yihadistas.

Los combatientes sunitas se reunieron para celebrar después de que concluyeron los enfrentamientos en tierra y enseguida se registró el ataque aéreo.

La coalición liderada por Estados Unidos ha estado llevando a cabo ataques contra el EI en Irak desde 2014, y el ejército del país también se ha sumado a los esfuerzos por expulsarlos de los territorios iraquíes.

El ataque mortal se presenta cuando una alianza de las fuerzas iraquíes se preparan para un impulso final para retomar Mosul, el cual podría iniciar este mismo mes.

También podría gustarte