Así fue el fallido golpe de Estado en Turquía

Ankara, 16 Jul (Notimex).- Una madrugada de caos e incertidumbre vivió Turquía este sábado luego que militares rebeldes ocuparon sitios estratégicos y anunciaron que habían tomado el control del país, hecho que fue desmentido por el presidente Recep Tayyip Erdogan.

Todo comenzó la noche del viernes, cuando grupos de militares disidentes salieron a las calles con sus vehículos utilitarios y de combate, atacaron complejos policiales y gubernamentales, y ocuparon la televisión oficial para leer un comunicado.

Los golpistas anunciaron la toma de control sobre la administración del país y el derrocamiento de Erdogan, quien estaba de vacaciones y al que calificaron como traidor por haber establecido un régimen autoritario.

En un hecho sin precedentes, mediante una videollamada al canal CNN Turk que fue transmitida en vivo, el mandatario pidió a la población luchar contra los militares disidentes. El canal explicó que Erdogan se encontraba en un lugar desconocido.

Imágenes de la cadena árabe Al Yazira mostraron a miles de automóviles en las salidas de la capital Ankara y en los puentes que comunican a la parte asiática con la europea de Estambul, mientras vehículos militares circulaban por las calles y se escuchaban disparos y explosiones.

En medio de la confusa situación, helicópteros militares sobrevolaron las ciudades y existieron reportes de ataques contra la sede nacional de inteligencia, las jefaturas de policía y varios complejos gubernamentales, según la agencia oficial Anadolu.

Las principales terminales aéreas fueron cerradas y varios medios de comunicación interrumpieron transmisiones tras ser ocupados por militares, entre ellos la propia CNN Turk.

En Ankara los medios locales reportan 17 policías muertos y 12 civiles heridos, mientras en Estambul hablan de seis muertos y cerca de 100 heridos, luego de diversos enfrentamientos.

Miles de personas atendieron el llamado del presidente Erdogan y salieron a las calles para enfrentar a los militares.

Escenas transmitidas por cadenas árabes y difundidas en redes sociales muestran a soldados detenidos por civiles, lo mismo que ciudadanos impidiendo el paso a tanques o subiendo a ellos para tapar la visibilidad al conductor.

En medio de la incertidumbre y la cobertura en tiempo real de la prensa internacional, el presidente Erdogan reapareció poco después de las 04:00 horas locales (01:00 GMT) en el aeropuerto de Estambul para dirigir un mensaje a la nación.

Erdogan —quien arribó procedente de Bodrum, donde estaba de vacaciones— afirmó que él sigue al frente del gobierno tras el “fallido golpe de Estado”, prometió limpieza en la cúpula militar y juzgar a los responsables.

“Los soldados que salieron a las calles volverán a su lugar. Todo regresará a la normalidad. Estoy con mi gente y no me voy a ningún lado”, declaró el mandatario tras culpar al influyente clérigo Fethullah Gülen de la intentona golpista.

Gülen se convirtió en enemigo político de Erdogan después de que en 2013 se conocieron casos de corrupción, supuestamente destapados por simpatizantes del clérigo, en el círculo más íntimo del presidente.

“Este golpe es resultado de 40 años de infiltración ‘gulenista'”, acusó Erdogan. “El levantamiento de hoy ha sido un acto de traición y los responsables pagarán el precio”, advirtió.

En tanto, la televisión estatal fue recuperada y reanudó transmisiones, lo mismo que CNN Turk y otros medios.

Aunque las autoridades aseguran que ya está controlada la situación y que los golpistas están siendo arrestados, todavía se escuchan explosiones y disparos en diversas zonas, como el Parlamento en Ankara y la plaza Taksim de Estambul.

También podría gustarte