Asegura Rajoy su proyecto es única alternativa para España

Madrid, 30 Ago (Notimex).- El jefe del gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, pidió hoy el apoyo parlamentario para un nuevo periodo en el cargo, al asegurar que representa la única alternativa conveniente para España y los desafíos que tiene.

Al intervenir ante el pleno del Congreso de los Diputados para iniciar el debate de investidura, aseguró: “España necesita un gobierno porque es un clamor popular”, basado en que ganó dos elecciones generales y “no hay una alternativa razonable”.

Con este mensaje, instó a los demás grupos parlamentarios a respaldarle para formar un gobierno tras 254 días de encabezar un gobierno en interinidad y que tras dos comicios no ha podido concretarse en una investidura debido a falta de mayorías y bloqueo partidista.

Puntualizó que las circunstancias que todos los partidos políticos “se pongan al servicio del consenso, que es tanto como decir al servicio de todos los españoles”.

“La alternativa que presento es la más conveniente, salvo que alguien quiera repetir elecciones. Mi propuesta es la única para que se disfrute de un gobierno moderado, que continúe la tarea, anime la inversión y empleo y extienda clima de confianza fuera del país”, dijo.

“No existe una alternativa que responda a los intereses de españoles y esté en condiciones de intervenir inmediatamente, si existiera sería para ser un gobierno radical de mil colores e ineficaz, de partidos que quieren romper nuestra unidad”, abundó.

Rajoy manifestó que en este momento España es el país de la Unión Europea (UE) que más crece, crea empleo y tiene buenas perspectivas de recuperación, pero eso se puede afectar ante la falta de un gobierno avalado por el Parlamento, con facultades para actuar inmediatamente.

“Parece evidente que pese a limitaciones, estamos logrando todo eso, pero ya hay muchos los avisos dentro y fuera sobre la necesidad de contar con gobierno, o en caso contrario las cosas se podrían torcer y evolucionar peor, y eso no lo podemos permitir”, enfatizó.

Recordó que la formación del gobierno es necesaria para aprobarse los Presupuestos de 2017, de los que dependen las prestaciones de millones de ciudadanos, el financiamiento de las comunidades autónomas, las inversiones y la oferta de empleo público.

“Es obvio que no se necesita cualquier gobierno, nos engañamos con que basta con elegir al que fuera. Se quiere un gobierno que pueda gobernar, estable, duradero, sólido y tranquilizador, que no está sometido a vaivenes constantes, sin hipotecas”, sostuvo.

“Urge cerrar el paso a cualquier sombra de duda sobre la política. España necesita un gobierno basado en acuerdos, porque así lo decidieron los españoles en las elecciones”, recalcó.

El mandatario expuso que su gestión (entre 2011 y 2015) logró “revertir la situación y hacer que España pasara de perder empleos a crear 500 mil puestos de trabajo al año”, y que su objetivo es que en 2020 haya 20 millones de españoles con empleo.

Recordó que a esta investidura se presentó con un acuerdo avalado con la centroderecha Ciudadanos, la cuarta fuerza política que tiene 32 escaños en la cámara, y con Coalición Canaria que tiene uno, y que le permiten sumar 170 apoyos para intentar ganar la votación.

Explicó cada uno de sus objetivos en política económica, social y de política exterior, para la que se necesitan acuerdos de Estado para que España afronte la salida de Reino Unido de la UE, así como actuar ante la amenaza del terrorismo yihadista.

Al Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que rechaza apoyarle en su investidura, le ofreció llegar a algunos pactos en materia de financiamiento de comunidades, en educación y en reforma del sistema de pensiones.

En materia de lucha contra la corrupción, animó a impulsar iniciativas que fortalezcan esta materia, y apoyarse en los avances logrados en su gobierno: “En España, hoy, no queda ningún resquicio para la impunidad”.

Reiteró que su proyecto buscará luchar contra el desafío del independentismo en Cataluña, noreste del país, por lo que actuará para evitar que se rompa la soberanía del pueblo español con proyectos como el que defienden las instituciones catalanas.

Pidió el voto de la cámara para compartir los valores de los españoles, y de ejercer la corresponsabilidad de cada parte en velar por el interés de los ciudadanos.

“Lo que España entera quiere es que seamos capaces de articular el gobierno que la magnitud de los problemas reclama. Si no lo hacemos, dado que podemos hacerlo y dado que no existe alternativa viable, será exclusivamente porque nos falte la voluntad”, añadió.

Tras este discurso de Rajoy, el Congreso de los Diputados se volverá a reunir este miércoles para la intervención del resto de portavoces parlamentarios y al final de la sesión realizar la votación de investidura.

De acuerdo con la legislación, Rajoy necesita al menos de 176 de los 350 escaños de la cámara, por lo que al contar hasta ahora con 170 respaldos le faltan aún seis para aprobarse su reelección.

En caso de no ganar la votación este miércoles, 48 horas después tiene una segunda oportunidad en la que podría ser investido por mayoría simple, con más votos a favor que en contra, para lo que necesita de al menos 11 abstenciones.

Si en esta ocasión se vuelve a perder la votación, el proceso cuenta con dos meses más (a partir del 31 de agosto en que se votó por primera vez) para que los partidos políticos logren un acuerdo de formación de gobierno o bien se convoquen a unas nuevas elecciones.

España ha celebrado dos elecciones (el 20 de diciembre y 26 de junio) en el que ninguna formación logra la mayoría absoluta para gobernar por sí sola, debido a la fragmentación del voto entre varios partidos políticos, pero la falta de acuerdo por diferencias ideológicas y de programa ha impedido el acuerdo.

También podría gustarte