Argentina: Hebe de Bonafini, líder de Madres de Plaza de Mayo, puede ser arrestada en cualquier momento

Hebe de Bonafini

"No tengo miedo de ser arrestada", dijo Hebe de Bonafini mientras recibía el apoyo de simpatizantes el jueves. (Foto: AP).

Hebe de Bonafini, la presidenta de Madres de Plaza de Mayo en Argentina, podría ser detenida en cualquier momento pese a que este jueves logro eludir  la orden de arresto que fue sentenciada en su contra luego de negarse a declarar en una causa por presunta defraudación al Estado.

Al respecto, el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi dijo a ante la prensa que está vigente la orden de arresto que libró contra la dirigente humanitaria, de 87 años, quien es investigada por el supuesto desvío de fondos públicos para la construcción de viviendas populares.

“Hay una captura vigente y una orden de no salir del país” dijo el magistrado, quien indicó que “está en manos de las fuerzas de seguridad y de los funcionarios políticos” disponer cómo se efectuará el arresto.

Hebe de Bonafini, quien pasó la noche del jueves fuera de su vivienda, no fue detenida la víspera luego de negarse a acudir a una indagatoria tras el apoyo multitudinario que recibió de simpatizantes, legisladores y exfuncionarios del gobierno de Cristina Fernández (2007-2015), con los que mantiene una cercana relación.

Los manifestantes se congregaron ante la sede de las Madres de Plaza de Mayo para evitar que la policía arrestara a controvertida dirigente humanitaria. La idea era “evitar cualquier tipo de confrontación física o de violencia para personas que pudieran estar a su alrededor o para ella misma”, dijo Martínez De Giorgi al justificar su decisión de no detener a la activista humanitaria luego de que el jueves se negó por segunda vez a presentarse en el juzgado. La primera negativa a hacerlo había sido el 7 de julio.

A primera hora de este viernes, De Bonafini se encontraba en la sede de la organización de derechos humanos, firme en su posición de no personificarse ante el juez. Desde allí arremetió contra el magistrado al señalar a medios de prensa que no lo “respeta” y anticipó que tiene pensado viajar a Mar del Plata, ciudad situada a 400 kilómetros al sur de Buenos Aires. “No tengo miedo de ser detenida”, afirmó.

También podría gustarte