Argentina aún no decide el destino de Sandra, la orangután con derechos humanos

Sandra la orangutan

La orangután Sandra es una simia de pelo rojizo de 32 años que permanece todavía dentro del antiguo zoológico de Buenos Aires y es posible que nunca llegue a conocer la selva que habitaron sus ancestros.

Sandra fue el primer sujeto no humano con derechos reconocido en Argentina y aún espera cuál será su hábitat definitivo: el viejo zoológico que ha habitado desde hace más de 20 años, ahora convertido en Ecoparque o una reserva natural.

La jueza de Buenos Aires Elena Liberatori consideró a Sandra como el primer sujeto no humano de derechos que merecía mejor trato y ser liberada, en respuesta a una demanda de la Asociación de Funcionarios y Abogados por los Derechos de los Animales, que alertaban que Sandra, la orangután habitaba en un lugar inadecuado.

Su destino incierto es motivo ahora de preocupación para el Ecoparque y la justicia, que coinciden en qué hay que mejorar su estado. La cuestión es cómo.

La juez Elena Liberatori parece estar resignada con la posibilidad de que Sandra continúe en el Ecoparque debido a las pocas opciones que tiene de ser trasladada.

Mientras mejora el lugar que habita Sandra, el gobierno de Buenos Aires está facultado para decidir si la traslada, siempre que asegure su bienestar. La vivienda actual está constituida por tres espacios a los que se hicieron pequeñas mejoras como la instalación de sogas para que se cuelgue y transporte en altura, conseguidas por la propia jueza. Pero deberían ser agrandados y contar con elementos que le permitan elegir distintas opciones para aprender y entretenerse.

Existen algunos problemas para que esa opción se concrete. Sandra goza de buena salud pero, antes de cualquier traslado, habría que someterla a análisis clínicos que obligarían a anestesiarla, lo que pondría en riesgo su vida.

 

También podría gustarte