Antoine Griezmann supera rechazo y ahora es estrella de Francia

París, 27 Jun (Notimex).- Para nada fue el paraíso el inicio de su carrera de Antoine Griezmann, quien ahora está en los cuernos de la luna con la selección de Francia en la Eurocopa, pues de niño sufrió el rechazo por ser chaparro y lloró al separarse de sus padres por seguir su sueño.

La víspera, en el Stade de Lyon, el equipo de Irlanda del Norte inauguró el marcador en el minuto dos y cuando parecía difícil para los galos, emergió Griezmann como un gigante con los goles que le dio al conjunto azul el boleto a los cuartos de final.

En un recuento de sus momentos que marcaron su vida, expresados al periódico francés “Lequipe”, Antoine relató que directivos del club Metz mostraron interés por tenerlo en sus fuerzas básicas.

Su padre se disponía viajar en tren nocturno desde su natal Macon a Metz, pero recibió una llamada con la aclaración “nosotros no tomamos a su hijo porque es demasiado pequeño. Este es el golpe que más me sorprendió. No lloré, pero experimenté el mal. Yo era de 13 años”, recordó el actual delantero del Atlético de Madrid.

El día que se fue con el reclutador Eric Olhats, del equipo español Real Sociedad, se subió al coche, sus padres se acercaron para despedirse, vio que su madre ocultaba el llanto y le dijo: “te veré pronto” y el lloró en el coche de camino al aeropuerto.

En declaraciones al Diario Vasco de San Sebastián, el casa talentos Eric Olhats recordó que conoció a Antoine cuando tenía 13 años, en un torneo en París.

“Antoine le faltaba cuerpo. Creí en sus cualidades, su velocidad, su visión de juego, su ritmo eléctrico y no le di tanta importancia al cuerpo”, recordó.

Cuestionado si Griezmann quiso volver a Macon, respondió que “sí, dos o tres veces. Lloraba y pasó malos momentos. Hablaba con él, le tranquilizaba y le decía que si a la mañana siguiente seguía pensando igual, le llevaba con sus padres. Se levantaba y tenía unas ganas enormes de ir al entrenamiento. Su pasión por el futbol le ha permitido superar todos los obstáculos”.

Esos escollos que sorteó uno a uno hasta ser profesional con la Real Sociedad a partir de la temporada 2009-2010, su llegada el 28 de julio de 2014 al Atlético de Madrid y su florecimiento con la selección francesa.

También podría gustarte