Ancianos deben tener herramientas para afrontar sucesos dolorosos

Guadalajara, 10 Ago (Notimex).- Los adultos mayores deben contar con herramientas para afrontar acontecimientos dolorosos, afirmó el director del Corporativo Luxor, Néstor Reyes Rubio, durante la conferencia “La Resiliencia, Envejecer con Alegría”.

Lo anterior lo afirmó ante más de 50 personas, entre residentes de la Casa Hogar para Mujeres e integrantes de grupos comunitarios de la Universidad Abierta No Formal para Adultos Mayores (UNI3), del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Jalisco.

Al respecto, dijo que la resiliencia es esa capacidad que tiene el individuo para que a pesar de estar sometido a altas presiones, vuelva a su estado natural y adquiera un aprendizaje durante la adversidad. En las y los adultos mayores facilita superar las pérdidas y resignificar los acontecimientos dolorosos de la vida.

“En la vida solamente hay dos tipos de personas: aquellas que se quedan en la adversidad, o las personas resilientes. Son las dos únicas formas que hay, porque el dolor, por desgracia, no es una situación que nosotros dejemos de vivir. Pero el punto es: ¿nos quedamos ahí, o brincamos?”, afirmó Reyes Rubio.

Señaló que existen factores resilientes individuales, como la introspección, la independencia, la capacidad de relacionarse, la iniciativa, la creatividad y, en especial, el humor.

“El día que nosotros aprendamos a reírnos de nosotros mismos y de las situaciones que estamos pasando, en automático nuestra postura va a ser diferente ante esa situación. Pero el punto es que no estamos acostumbrados y no nos fabrican en ello”, explicó el director del Corporativo Luxor.

Ante las y los adultos mayores presentó un plan de autocuidado denominado “La Rueda de la Vida”, en la cual incluyó aspectos como salud, redes de apoyo, entorno y hogar, proyecto laboral, dinero, amor y pareja, pasatiempos y espiritualidad.

Actualmente, el Sistema DIF Jalisco ofrece atención, asesoría y capacitación en relación a calidad de vida y participación social a dos mil 180 adultos mayores en 72 grupos comunitarios adheridos a la UNI3; así como a 19 residentes de la Casa Hogar para Mujeres “María Concepción Jiménez de Medina Ascencio”.