Analizan medidas sobre personas vinculadas a delitos fiscales

Tijuana, 19 Ago (Notimex).- Ninguna persona tendrá que llevar su proceso dentro de una prisión por delitos fiscales o contrabando relacionado a los artículos 102 y 105 del Código Fiscal, sino que podrá ser sancionada a través de las medidas cautelares.

Durante la sesión semanal del Colegio de Contadores Públicos de Baja California (CCPBC), el abogado fiscalista Adolfo Solís Farías señaló que esto procede de acuerdo a lo establecido en el Artículo 167 del Código Nacional de Procedimientos Penales.

Solís Farías ofreció ante los contadores la plática “Nuevas facultades del SAT contra empresas vinculadas a delitos fiscales” y explicó que las medidas cautelares se establecen conforme a una nueva adición al 11 bis del Código Penal Federal.

Esas medidas contemplan la suspensión de las empresas de seis meses a seis años, la clausura de las empresas con el mismo periodo de tiempo y la imposibilidad para realizar las actividades que fueron parte de la comisión del delito hasta por 10 años.

Asimismo indicó que se puede lograr la intervención judicial para salvaguardar los derechos de los trabajadores o derechos de acreedores hasta por seis años, medida que el especialista consideró adecuadas.

“Cuando se trata de delitos patrimoniales como son los fiscales, lo que el gobierno mexicano requiere es que las personas produzcan, no que las personas generen una inconexión fiscal”, dijo.

En ese sentido agregó que “cuando tú metes a la cárcel a una persona por un delito fiscal será difícil que pueda contribuir a pagar impuestos, pagar la deuda o generar un desarrollo en su familia”.

Todo esto, consideró, provoca trastornos, “entonces me parece que es correcta la medida que puedan llevar el proceso fuera de prisión”.

Aunque las medidas cautelares están sujetas a calificación de un juez de control, Solís Farías explicó que el afectado tiene el derecho a rebatirlas, refutarlas, ofrecer pruebas y demostrar que no cometió una conducta ilícita.

Consideró más favorable que existan medidas para evitar delitos dentro de las empresas que para sancionar a la persona, ya que si los órganos de gobierno hicieron manuales para prevenir el delito naturalmente eso puede generar una reducción de ciertas conductas.

Agregó que en Baja California los delitos más comunes son los vinculados al contrabando y cruce de vehículos, en primer lugar.

También los relacionados al Registro Federal de Contribuyentes, que tienen adeudos fiscales y no están localizados en el supuesto del Artículo 110 fracción quinta del Código Fiscal.

Aseveró que también están los delitos de defraudación fiscal cuando existe omisión de contribuciones.

“Sí hay empresas que cometen irregularidades pero no son empresas que están afiliadas, no pertenecen a grupos empresariales, no tienen un RFC de más de 10 años, no son empresas donde el verdadero dueño parece como accionista”, dijo.

Señaló que en las empresas que actúan ilegalmente los que cometen el ilícito no aparecen siquiera como accionistas, “entonces a mí me parece que el gobierno tiene que trabajar en detectar esas empresas fantasma, que son patito”.

También podría gustarte