Altar de oro de la Catedral, atractivo en la ciudad de Zacatecas

Por Mary Chávez. Corresponsal

Zacatecas, 25 Jul (Notimex).- Uno de los principales atractivos de la ciudad de Zacatecas es el retablo mayor de la Catedral Basílica, uno de los principales ejemplos del arte barroco en México, que fue elaborado con 25 kilogramos de oro de 24 kilates.

El reconocimiento nacional e internacional al templo se basa principalmente en lo elaborado de su hermosa fachada de cantera rosada, lo que contrasta con su interior austero, aunque sus altares y columnas también son ejemplo del barroco.

Incluso, carecía de retablo mayor, que fue desmontado en 1852, dejando un vacío litúrgico y arquitectónico, cubierto sólo por una imagen simple de la virgen de La Asunción, adherida a la pared del fondo del templo.

Esa sencillez del interior de la Catedral Basílica cambió cuando el gobierno del estado y la diócesis de Zacatecas coordinaron esfuerzos para instalar el retablo principal.

Al quedar concluido el altar en el 2010 se generó polémica en la sociedad zacatecana, debido a las diferentes apreciaciones entre quienes lo apoyaban y rechazaban, reconoce el obispo de la diócesis de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló.

Sobre la obra del artista michoacano Javier Marín, elaborada en madera de abedul finlandés y recubierto con 25 kilos de láminas de oro de 24 kilates, extraído del semidesierto zacatecano, el jerarca católico aseguró que en lo personal le gusta.

“Me parece que es un ejemplo de conjunción entre diferentes formas de arte. Arte moderno, es el retablo de Catedral, y el arte y belleza que ya tiene la Catedral en su misma estructura, en su misma construcción.

“A mi forma de ver, creo que enriquece el actual retablo, enriquece a nuestra Catedral y llama la atención a todas las personas que vienen de visita y creo que poco a poco vamos a ir comprendiendo mejor lo que esta riqueza es”, dijo.

Desde hace seis años, la Catedral muestra el imponente retablo dorado, de 17 metros de altura por 11 de ancho, que rinde honor a la virgen de La Asunción, explicó el padre Edgar Torres de Luna, asesor diocesano de Pastoral Juvenil.

El brillante metal ofrece luminosidad al espacio religioso, sobre todo durante la tarde noche, resultado de la entrada de los rayos solares por el rosetón de la fachada principal, que iluminan directamente el altar principal.

No sólo el altar central es reciente, sino también el presbiterio, que es la parte donde se celebran las misas, elaborado con la misma madera de abedul finlandés, aunque en este último no tiene el recubrimiento de oro.

En el presbiterio se encuentran el retablo mayor, la sede episcopal y 12 sillas de los canónigos y al centro dos alas gigantes de bronce sostienen el altar de ónix, explicó el asesor diocesano.

Miles de visitantes y fieles disfrutan al año los prismas geométricos del altar, con los que se generan los nichos en los que están colocadas las imágenes de los santos.

En la parte superior está la virgen de La Asunción y a su lado, un poco más abajo, están sus padres, Santa Ana y San Joaquín.

En la parte inferior están San Juan Bautista, San Agustín, Santo Domingo, San Antonio de Padua y San Ignacio de Loyola.

A los costados fueron colocados los mártires zacatecanos San Mateo Correa y el beato Miguel Agustín Pro. Además, hay una cruz de bronce de 4.2 metros de alto y dos metros de ancho.

La Catedral Basílica fue edificada en el siglo XVIII, con la característica cantera rosada de esta región, que fue hermosamente tallada en el estilo barroco, que perfectamente armoniza con el dorado del altar principal, comentó el sacerdote Edgar Torres.

Al pasear por Zacatecas es obligado visitar la Catedral, ubicada en la avenida Hidalgo, a un costado de la Plaza de Armas y de Palacio de Gobierno, en el Centro Histórico, declarado Patrimonio de la Humidad, por su belleza y riqueza arquitectónica.

NTX/MC/VGT/AJV/TURISMO15

También podría gustarte