Alertan en Colombia sobre “marchas fascistas” contra la paz

Por Edelmiro Franco. Corresponsal

Bogotá, 23 Jul (Notimex).- La convocatoria a marchar con camisetas y banderas negras contra el proceso de paz en Colombia es una “peligrosa expresión de fascismo” que empieza a preocupar a varios sectores políticos del país.

El expresidente Alvaro Uribe Vélez, fundador y jefe del derechista movimiento Centro Democrático, convocó a sus seguidores para que el 20 de julio marcharan de negro, en rechazo a la convocatoria de un plebiscito para refrendar los acuerdos de paz.

La iniciativa fue acatada en ciudades como Bogotá, Medellín y Bucaramanga, donde marcharon pequeños grupos con banderas y camisetas negras, como una forma de expresar que Colombia está de luto por los acuerdos de paz, ya que la guerra ha dejado millones de víctimas.

Las banderas y camisetas negras recordaron a la Milicia Voluntaria para la Seguridad Nacional (MVSN, en italiano), un cuerpo de milicias de la Italia fascista de Benito Mussolini.

El expresidente colombiano Cesar Gaviria fue la primera voz que recordó el contexto de este tipo de expresiones de profundo arraigo fascista.

“Las banderas negras y las camisetas negras son del fascismo, hay que recordar lo que hacía Mussolini en Italia, eso es enaltecimiento de la guerra”, afirmó Gaviria, quien gobernó de 1990 a 1994.

Agregó que “lo que en Italia se hizo en una buena cantidad de años, fue enaltecer la guerra invitar a la gente a la guerra, explotar el nacionalismo, con eso con camisas negras, con banderas negras, eso es terrible, lo que hay que enterrar es la guerra”.

Diferentes ministros del gobierno del presidente Juan Manuel Santos también cuestionaron esa iniciativa de Uribe Vélez, acérrimo opositor a las negociaciones de paz entre el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Para el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, no se pueden ofender “los símbolos patrios, no es lo que corresponde en un día que es el de la independencia y uno de los aspectos más emblemáticos, insignes que es nuestra bandera”.

La ministra de Educación, Gina Parody, calificó de terrible esta iniciativa porque le hace un daño enorme a Colombia, en un momento en que esta nación busca poner fin a 52 años de guerra que ha dejado más de 300 mil muertos.

Las camisetas y banderas negras en un día como el 20 de julio, Día de la Independencia, fue un mensaje cargado de odio y venganza, que refleja lo difícil que será para los colombianos entrar a una fase de reconciliación.

La hija de Jorge Eliécer Gaitán, el candidato presidencial del partido Liberal en 1948, asesinado el 9 de abril del mismo año, Gloria Gaitán, no dudó en afirmar que Uribe Vélez es la representación en Colombia del movimiento fascista que empieza a resurgir a nivel global.

Gloria Gaitán recordó que en el gobierno de Uribe Vélez (2002-2010), ella sufrió persecución política, le confiscaron su casa, la biblioteca de su padre, y le interpusieron faltas administrativas y fiscales.

Para la hija del líder liberal, en el gobierno de Uribe Vélez, lo que se pretendió fue “sepultar la memoria y el legado de Gaitán”, el dirigente que hizo estremecer las estructuras del poder en la década de los años 40 del siglo pasado.

Para varios analistas, Colombia está ante expresiones fascistas, así sean pequeños grupos los que se movilizaron el 20 de julio, y ese asunto ya está en la mesa del gobierno para su respectivo análisis.

Cómo enfrentar las posiciones fascistas que pueden crecer una vez se firmen los acuerdos en Cuba es un gran interrogante que aún no tiene respuesta en la coyuntura actual, opinan diversos sectores.

También podría gustarte