Alabama y Georgia en estado de emergencia por ruptura de oleoducto

Miami, 20 Sep (Notimex).- El equivalente a seis mil barriles de gasolina se han derramado tras la ruptura de un oleoducto que abastece el sureste de Estados Unidos, y autoridades de Alabama y Georgia declararon estado de emergencia ante la posible escasez del vital combustible.

La ruptura fue detectada apenas el pasado viernes en una zona rural al suroeste de Helena en el condado de Shelby, centro de Alabama, en el oleoducto operado por la companía Colonial Pipeline.

La empresa informó que trabaja en la reparación y que el derrame fue contenido en una área de una hectárea.

El oleoducto de unos ocho mil 800 kilómetros de largo, que va de Texas a Nueva York, normalmente transporta diarios 1.3 millones de barriles de gasolina refinada y otros productos desde las refinerias del Golfo de México a las de la costa este de Estados Unidos.

“Con base en las proyecciones actuales partes de Georgia, Alabama, Tennessee, Carolina del Norte y Carolina del Sur serán los primeros mercados que se verán afectados por la perturbación en el abastecimiento”, señaló Colonial Pipeline en un comunicado.

Unos 600 miembros de equipos de emergencia están trabajando para reparar el derrame, y un vocero de Colonial Pipeline dijo que el derrame ha sido contenido en estanques de retención de aguay no hay preocupación por la seguridad pública.

Personal de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) que se encuentra en el lugar informó que los residentes no estaban en peligro y que el derrame era poco probable que contaminara el cercano río Cahaba, que es el hogar de varias especies en peligro de extinción.

Autoridades federales han impuesto una zona de exclusión terrestre y aérea en la zona afectada para “proteger la respuesta rápida, personal y público”, y cerró un campo de tiro cercano como “medida de precaución”.

Los gobernadores de Alabama y Georgia declararon el estado de emergencia para levantar temporalmente ciertas regulaciones de transporte de combustible y asegurar el suministro adecuado a las comunidades después de la fuga.

Pero en algunos lugares en Georgia ya se reportan aumentos en el precio por galón del combustible de hasta 30 centavos de dólar, según reportan televisoras.

“Esta es una bola de nieve que rápidamente se puede convertir en un problema más grande. En algunas estaciones se esta comenzando a agotar la gasolina”, dijo Patrick DeHaan, analista petrolero con GasBuddy.com.

De acuerdo con la Junta Nacional de Seguridad del Transporte, este es el mayor derrame de gasolina para Colonial Pipeline desde el desastre de 1996, cuando 22 mil 800 barriles se derramaron en el Río Reedy cerca de Simpsonville, Carolina del Sur.

Por ese y otros seis derrames, Colonial fue multado con 34 millones de dólares en 2003, la mayor multa civil en la historia de la EPA.

También podría gustarte