Ahuizote Blues encanta al público en el Zócalo capitalino

* La actividad forma parte de la Feria de las Culturas Indígenas, Pueblos y Barrios Originarios de la Ciudad de México

México, 28 Ago (Notimex).- Temas dedicados al xoloitzcuintle, al manatí, a la fiesta brava, entre otros animales y aspectos tradicionales de México, fueron interpretados por el grupo Ahuizote Blues durante un recital que ofreció en el Zócalo de esta capital.

En marco de las actividades de la Feria de las Culturas Indígenas, Pueblos y Barrios Originarios de la Ciudad de México, la agrupación integrada por cuatro músicos y tres actores ofreció un espectáculo con música en vivo, danza, máscaras, narraciones y títeres de diferentes formatos.

Durante el espectáculo, Ahuizote Blues retoma aspectos tradiciones de los pueblos originarios del país y la cultura popular mexica.

Por espacio de poco más de una hora el grupo expuso elementos de las representaciones propias de las fiestas patronales y de los carnavales, así como de la época de oro, de la Revista Musical Mexicana clásica que se desarrolló tanto en carpas como en el cine.

Luego de un par de pruebas de sonido, el grupo arrancó su presentación con un blues pegajoso, acompañado de una pizca de rock, como introducción, atrapando de inmediato las miradas de los asistentes.

Ante una zócalo que se vistió de adornos patrios que anuncian un septiembre sensacional, los acordes se hicieron sonar para deleitar con una “rola” con la que saludaron a los asistentes; inmediatamente temas como “El son del blues” atraparon a un público que de inmediato entró en “calor”.

Más tarde, dos de las integrantes de grupo aparecieron en el escenario portando máscaras de diversos animales y fiestas patronales, y al compás de ritmos tradicionales como el son, mezclados con la música contemporánea como el rock, conquistaron a todo aquel que pasaba por la Plaza de la Constitución.

Ya entrados en ambiente, David Montes de Oca, integrante y uno de los vocalistas, portando la máscara de un manatí, bajó del escenario para saludar a la “banda” e instantes después celebrar con el público.

Desde el escenario, la guitarra acústica, eléctrica, el bajo y la batería, ensordecieron, a la vez que encantaron a chicos y grandes que disfrutaban desde una tlayuda con bistec o chorizo, un café, una nieve artesanal, un elote o esquites, entre otros antojitos que se venden en diversas carpas montadas con infinidad de productos artesanales.

La Feria de las Culturas Indígenas, Pueblos y Barrios Originarios de la Ciudad de México, estará presente hasta el próximo 4 de septiembre.

También podría gustarte