Actriz mexicana Ángeles Cruz narra reto de actuar como discapacitada

Por Isabel Inclán. Corresponsal

Toronto, 15 Sep (Notimex).- La actriz Ángeles Cruz nació en la Mixteca oaxaqueña, sur de México, y esta semana pisó por vez primera la cosmopolita ciudad de Toronto para presentar la película “Tamara y la Catarina”, que ella protagoniza.

Dirigida por Lucía Carreras, este estreno mundial trata sobre una mujer con discapacidad mental que toma a una bebé que parece abandonada en un puesto de periódicos.

“Tamara” tiene dificultad para caminar y hablar, pero aprende a cambiarle el pañal a la bebé. Su retraso mental –ocasionado por la falta de oxigeno al nacer— no le permite diferenciar una calle de otra, por eso carga una dirección en su bolsa.

Para la actriz Ángeles Cruz, representar a “Tamara” ha sido “uno de los retos más importantes” que ha tenido en su carrera.

Esta actriz de teatro, con más de 20 años de experiencia y ganadora de premios, dijo que esta experiencia –de representar a un ser especial— le dio una gran riqueza.

“Con este personaje yo fui la que salí ganando y aprendiendo; representé a Tamara con todo el respeto y el corazón, y me llevo una gran enseñanza”, expresó.

La actriz fue entrevistada después del estreno mundial de la película en el Festival Internacional de Cine de Toronto, que concluirá el próximo domingo, donde fue ovacionada (película, directora y actriz) por el profesionalismo al representar este personaje.

Explicó que se preparó con alguien que tiene ese padecimiento. Fue muy meticuloso (trataba de vivir como “Tamara”), aunque siempre lo hizo con mucho respeto.

“El guión lo tuve hace cinco años y la directora estuvo muy cerca de mí, juntas construimos el personaje. Lo más difícil fue tener la sensibilidad y humildad para aprender”, indicó.

“Tamara y la Catarina” es una producción del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) y la directora se la dedicó al dramaturgo Vicente Leñero, su mentor y con quien trabajó el guión en sus inicios. De hecho había un personaje reservado para el dramaturgo, pero falleció antes del rodaje.

“Me siento muy feliz y orgullosa del trabajo que estamos mostrando en Toronto. Tamara es un personaje complicado y difícil”, agregó Cruz, quien reconoció que a pesar de su larga trayectoria en la actuación aún le resulta difícil mirarse haciendo un personaje.

Cruz manifestó su satisfacción por ver en las pantallas de Toronto el resultado de su trabajo y, sobre todo, “la conexión” que hubo con el público.

“Es ahí donde realmente empieza a vivir nuestro trabajo, cuando se encuentra con los ojos del público y juntos hacemos una película”, testimonió.

La actriz se refirió al tema de la película, una de cuyas escenas muestra cómo en el centro de la ciudad de México nadie le hace caso a Tamara cuando no encuentra la cafetería en la que trabaja.

“Desgraciadamente las personas con algún tipo de discapacidad son ‘gente invisible’ porque casi nadie las voltea a ver, sobre todo si es gente en situación de calle y pobreza”, expuso.

Ángeles Cruz destacó que ese es precisamente el éxito de esta película y “el gran acierto de la directora Lucía Carreras”: voltear a ver a estas personas (especiales) y contar una historia de solidaridad a partir de ellas.

A unos pasos de la icónica Torre de Toronto (CN Tower), que vio por primera vez, la actriz señaló que en esta ciudad ha iniciado el camino de la película y que espera que pronto se pueda ver en México.

“Cada proyecto tiene sus propios retos. Tamara significa muchas cosas para mí y es de los retos más importantes en mi vida. Sigo aprendiendo de ella, de la visión que ella tiene del mundo, sigo aprendiendo desde ahí”, añadió.

También podría gustarte