Actividades recreativas ofrecen Pueblos Mágicos mexiquenses

Toluca, 30 Jul (Notimex).- Toda una gama de platillos regionales, así como actividades recreativas, como vuelos en globo aerostático y paseos en lancha, son atractivos de los nueve Pueblos Mágicos con que cuenta el Estado de México.

Otras prácticas que se pueden realizar en los Pueblos Mágicos son los paseos en bici de montaña, vuelo en parapente y ala delta, esquí acuático, paseos a caballo, pesca deportiva, rapel y tirolesa. Además se puede asistir a museos, conocer la arquitectura barroca y sus historias.

A 52 kilómetros de la Ciudad de México, en los municipios de San Juan Teotihuacán y San Martín de las Pirámides se encuentra la zona arqueológica de Teotihuacán.

Las Pirámides de la Luna y del Sol, la Calzada de los Muertos, la Ciudadela, el Templo de Quetzalcóatl y el Museo de Sitio son sitios que los turistas no pueden dejar de visitar.

Valle de Bravo, otro Pueblo Mágico, posee la presa Miguel Alemán, donde se realizan prácticas de velo, paseos en lancha y más, así como atractivos naturales como las cascadas El Velo de Novia, ubicado en Avándaro.

Por otra parte, un lugar ideal para el descanso puede ser Ixtapan de la Sal, ya que tiene el parque acuático más grande del continente, así como un balneario municipal que ofrece aguas termales y spa´s.

Además, cerca de este pueblo se encuentra Tonatico, el cual alberga las Grutas de la Estrella, un conjunto subterráneo de estalactitas y estalagmitas, formado en miles de años y que hoy cuenta con un sistema de luces led de alta tecnología y sonido.

Malinalco, en tanto, tiene el único templo monolítico del mundo occidental, tallado en la piedra madre del Cerro de los Ídolos; posee también el Ex Convento de la Transfiguración y la Parroquia del Divino Salvador de estilo plateresco, fundados por los frailes agustinos en 1543.

En el Pueblo Mágico de Tepotzotlán se puede visitar el Museo Nacional del Virreinato, ubicado dentro del Colegio de San Francisco Javier, construido por religiosos jesuitas, que es considerado como una joya de la arquitectura barroca del siglo XVIII en México; Los Arcos del Sitio (o Acueducto de Xalpa), datan del siglo XVIII, y el Parque Ecológico Xochitla.

A 20 minutos de Toluca se ubica Metepec, con su artesanía más representativa, el Árbol de la Vida. Las iglesias del Calvario, enclavada en el Cerro de los Magueyes; La del Ex Convento de San Juan Bautista, del siglo XVI, y el Museo del Barro se ubican en este Pueblo Mágico.

El Oro es un pueblo minero del que su historia se puede observar en el Socavón San Juan, el cual trata de un trayecto subterráneo de 900 metros; el Teatro Juárez, con su estilo neoclásico, la presa Brockman y La presa Victoria.

En el Museo de la Minería se puede encontrar una colección de imágenes, artículos y documentos históricos invaluables.

Otro Pueblo Mágico que es rico por su historia y gastronomía es Aculco, en cuyo centro se localizan los Lavaderos Públicos del municipio, que reflejan parte de la vida cotidiana del siglo XIX.

Otros atractivos en Aculco son el ex Convento de San Jerónimo, y la Parroquia del mismo nombre, que tienen estilo barroco novohispano y, la Cascada de la Concepción, formada por prismas basálticos de más de 25 metros de altura, ideales para practicar el rapel y la tirolesa.

Para realizar actividades acuáticas está Villa del Carbón, con sus balnearios. Otro sitio que se puede visitar en la localidad es La Presa Taxhimay, donde se practica el esquí acuático, la pesca de trucha, carpa de Israel y escamuda, además de contar con lanchas y kayaks.

NTX/KCT/VGT/TURISMO15

También podría gustarte