Académicos en Puebla crean el primer laboratorio urbano sensorial

Puebla, 31 May (Notimex).- Con el fin de medir la respuesta emocional de la gente en un espacio público y definir lugares de interés, profesores del Tecnológico de Monterrey en Puebla crean “Laboratorio Urbano Sensorial”, único en México.

En este proyecto trabajan los catedráticos Talía González Cacho, del Departamento de Arquitectura; David Sol Martínez, del Departamento de Tecnologías de Información; Carlos Martínez Domínguez y José Antonio Sáenz de Miera Cuatlayol, ambos del Departamento de Diseño Industrial de dicho instituto.

Señalaron que con éste, además, se podrá medir la viabilidad en inversiones económicas y adaptación de lugar para brindar calidad de vida a las personas.

“Se invierte mucho dinero para mejorar y dar espacios de calidad en la ciudad, pero no se ha podido medir qué es lo que hace que aunque sea muy agradable estéticamente, la gente no lo usa. Y otros que ni siquiera fueron diseñados están saturados de personas”, comentó la también urbanista González Cacho.

Para ello ya se trabaja en el diseño y construcción de un robot con sensores, el cual tiene como objetivo ser colocado en el espacio público y a través de este se podrán obtener las reacciones de las personas que se encuentran en determinado sitio.

Los catedráticos explicaron que parte importante del proyecto es la metodología, la cual ya cuenta con investigaciones cualitativas y cuantitativas, entrevistas, encuestas, pruebas y mediciones de lo que le interesa y gusta a la gente de los espacios al aire libre.

Así como cuáles son las cosas que podrían influenciar en la decisión de elegir un sitio para visitar y la sensación de comodidad al estar ahí.

Indicaron que para ello se trabajó en una lista de posibles variables como la sombra, internet, contaminación, ruido y mobiliario urbano, por mencionar algunas.

El proyecto del Laboratorio cuenta con un manual, el cual permite hacer mediciones correctas y comparaciones de datos duros con las encuestas, las cuales prueban el estudio de parques, plazas zócalos y jardines, atribuyendo que sí, y que no se debería invertir en un espacio.

“La ciudad ha ido cambiando no siendo un elemento estático, necesitas de una herramienta que te permita medir los cambios que vas a realizar y si son viables”, comentó Sol Martínez.

El proyecto es apoyado por NOVUS una iniciativa del Tecnológico de Monterrey, el cual financia programas de investigación.

También podría gustarte