Abuelitos con más de 80 años se casan en Tijuana

Tijuana, 1 Ago (Notimex).- Abuelitos con más de ochenta años se casan en Tijuana donde sus hijos, nietos, bisnietos, familiares y amigos cumplen el sueño que tenía la abuelita, por más de cincuenta años, de llegar al altar.

Después de 57 años viviendo juntos, María Cleofas Lerma Jacobo y Brijido Tarango Trejo, se casaron y juraron permanecer juntos el tiempo que les quede de vida, mostrando con su actitud y fortaleza el inmenso amor que han tenido y continúan teniéndose.

La abuelita Cleofas, tiene 82 años, nació en el rancho de la Galera, en Chihuahua y el abuelito Brijido tiene 81 años, nació en el Chilicote, Chihuahua, ambos tienen 49 años viviendo en Tijuana.

En el transcurso de su vida tuvieron 11 hijos, actualmente sobreviven sólo siete, tienen 20 nietos y 16 biznietos que después de su enlace matrimonial le bailaron en su silla a la abuelita quien estaba feliz por el acontecimiento.

Los bisnietos de entre 10 y 18 años vestidos de color melón le regalaron a su bisabuela la alegría de verlos bailar especialmente para ella, quien todavía es una persona fuerte, alegre y divertida a pesar de sus enfermedades.

Bríjido Tarango llegó a su enlace matrimonial en una silla de ruedas ayudado por sus nietos, porque a su edad ya no se puede mover por sí mismo, es una persona muy valiente ante la vida que sacó a su familia adelante a pesar de sus escasos recursos.

En entrevista con Notimex, Cleofas Lerma, comentó que casarse es uno de los momentos más felices de su vida, sobre todo porque todavía continúa queriendo a su compañero de vida, ahora su esposo.

Durante la celebración, su hija menor, Adelina Tarango, compartió con Notimex que se siente muy bendecida y feliz de poder ver realizado el sueño de sus padres, con un acontecimiento único e importante para toda la familia.

Con lágrimas en los ojos por su boda, la abuelita llegó al salón vestida de blanco en un carro de época y un ramo de flores en sus manos para contraer nupcias, ramo que arrojó antes de brindar y partir el pastel.

Familiares de los novios viajaron desde Chihuahua y de Estados Unidos para celebrar ellos el día de su boda, unión matrimonial que ya no es muy común en estos tiempos, y que sirve de ejemplo de unión, tolerancia, amor y respeto para todos.

También podría gustarte