Vivir en pareja reduce riesgos de sufrir ataques al corazón

Vivir en pareja

No es fácil mantener y conservar una relación. Cuando una relación ha alcanzado cierto grado de estabilidad y madurez lo más común es que ambos decidan irse a vivir juntos, independientemente de si se casan o no.

La ilusión y el deseo por emprender un proyecto de vida común son algunas de las motivaciones que llevan a las parejas a plantearse vivir juntos. Vivir en pareja puede representar un reto importante para una relación, y es una decisión que no se puede tomar a la ligera.

Muchas personas consideran que la decisión de vivir con alguien tiene que ver con la confianza y el amor hacia la otra persona. Sin embargo, investigadores han descubierto que vivir en pareja puede tener grandes beneficios para la salud.

De acuerdo con un estudio realizado entre 25 mil pacientes, se descubrió que vivir bajo el mismo techo que la pareja reduce hasta un 14 por ciento el riesgo de morir de un ataque cardíaco, y es más corta la hospitalización para este tipo de emergencia, con un promedio de dos días.

Los especialistas explican que existe una posible ventaja de las personas que viven en pareja, situación que se adjudica al hecho de contar con apoyo físico y psicológico que reciben de un cónyuge después de un evento de esta índole.

El estudio seguirá en curso para evaluar los efectos del matrimonio respecto a la salud del corazón a largo plazo.

También podría gustarte