Top 5: Cosas que toda madre primeriza debe de saber

madres primerizas.

5 Cosas que toda madre primeriza debe de saber. (Foto: Instagram)

Cuando hemos sobrevivido a los nueve meses de embarazo y  superado los nervios del parto y del nacimiento de nuestro primer bebé, otros miedos nos empiezan a invadir. Cuando somos madres primerizas es normal que las dudas nos invadan y aunque leamos mucho respecto al tema y  pidamos consejos a las amigas, cada mujer tiene sus propias experiencias. A continuación te enlistamos 5 cosas importantes que debes de saber si eres madre primeriza.

Si no te has  relacionado mucho con recién nacidos, es posible que te intimide su fragilidad. He aquí algunas normas básicas a tener en cuenta:

1. Lávate las manos antes de manipular al recién nacido.

Los recién nacidos todavía no han desarrollado un sistema inmunitario resistente, de modo que son muy vulnerables a las infecciones. Asegúrete también de que todo el mundo que manipula al bebé se ha lavado antes las manos.

2. Ten cuidado en sostener la cabeza y el cuello del bebé.

Cuando sostengas al bebé en brazos, asegúrate de sujetarle bien la cabeza y el cuello, y haz lo mismo cuando lo transportes en posición erguida y cuando lo dejes sobre una superficie horizontal.

3. Ten cuidado en no zarandear nunca al recién nacido.

Zarandear enérgicamente a un bebé puede provocarle una hemorragia cerebral e incluso la muerte. Si necesitas despertar al bebé, no lo sacudas, en lugar de ello, hazle cosquillas en los pies o soplale  una mejilla con suavidad.

4. No tapes completamente a tu bebé cuando duerme.

Un recién nacido duerme mucho durante el día, el proceso de dormir es la forma en que el cuerpo fabrica las hormonas para que tu bebé se pueda desarrollar. Ten precaución de no tapar la carita de tu bebé cuando duerme, pues esto hace que pueda sufrir asfixia, ya que de cierta forma la cobija impide que tu bebé pueda respirar bien.

5.  Limita cualquier actividad que sea demasiado brusca o que haga saltar al bebé.
Recuerda que el recién nacido todavía no está preparado para jugar “a lo bruto”, como hacerle el “arre arre caballito” o  alzarlo por los aires.

 

También podría gustarte