Top 10: Anticonceptivos más raros de la historia

Limon

El limón era usado como método anticonceptivo. (Foto: Pixabay)

Si tomarte la píldora o usar condón te parece una molestia necesaria, mira la lista de los 10 anticonceptivos más raros de la historia.

1. Acuclillarse y estornudar

En la Grecia antigua estaban convencidos de que brincar y acuclillarse inmediatamente después de una sesión amorosa evitaba que el esperma entrara en el útero de las damas. Y un estornudo consolidaba la misión.

2. Testículos de comadreja

En el Oscurantismo europeo pensaban que si una mujer se amarraba testículos de comadreja a la pierna se protegería de embarazos indeseados.

3. Agua de herrero

Los antiguos griegos también aconsejaban tomarse los residuos tóxicos de los herreros, es decir, el agua que usaban para enfriar sus herramientas. Sus efectos secundarios eran náusea, insuficiencia renal, convulsiones, coma y muerte.

Una versión de esa técnica seguía usándose hasta la Primera Guerra Mundial, cuando las mujeres se iban a trabajar como voluntarias en fábricas con plomo, sólo para que las mantuviera estériles.

4. Caca de cocodrilo

Los antiguos egipcios se dieron cuenta de que nadie iba a quedar embarazada si podían crear algún tipo de barrera, en su ideal mezclaron miel con caca de cocodrilo.

5. Té de testículos

Los canadienses del siglo XVI  molían los testículos de los castores hasta reducirlos a un polvo fino que le añadían a una potente mezcla de bebidas alcohólicas.

6. Intestinos animales

Uno de los registros históricos más antiguos de condones hechos con intestino de cerdo viene acompañado incluso de un útil manual, que sugiere remojarlos en leche caliente antes de usarlos.

7. El limón de Casanova

El famoso don Juan era un gran aficionado de esta técnica que requería de medio limón al que se le sacaba la pulpa y se insertaba en la vagina. La cáscara hacía las veces de capuchón cervical y el ácido del jugo era un potente espermicida, de manera que no era tan desatinado.

8. Mercurio

Por los años 900 a.C., los chinos le aconsejaban a las mujeres tragarse 16 renacuajos fritos en mercurio inmediatamente después del coito. La técnica funcionaba de una forma similar a la del agua de herrero, es decir, actuaba como un veneno por lo que muchas mujeres quedaban permanentemente estériles.

9. Opio

Las mujeres de los antiguos sumatranos usaban la cáscara de la planta de opio como diafragma durante el acto sexual, o se insertaban las flores en sus vaginas, lo que se cree que tiene el mismo efecto que fumar opio.

10. La ducha vaginal de Coca Cola

Apenas unos 60 años atrás, las mujeres se echaban Coca Cola dentro de la vagina después del coito.  La teoría era que la carbonatación forzaría al líquido a entrar en la vagina y el azúcar haría que explotaran las células del semen.

 

 

También podría gustarte