Tips para relajar al bebé

0
Sigue estos tips para relajar al bebé y notarás la diferencia. (Foto: macuoren/flickr)

Sigue estos tips para relajar al bebé y notarás la diferencia. (Foto: macuoren)

Estos tips para relajar al bebé serán de gran ayuda porque sabemos que en ocasiones, lo que menos necesitas, es un bebé llorando o con excesiva energía en casa. Además podrás hacer que se duerma más rápido. Después de 9 meses de paz y tranquilidad dentro de tu vientre, imagina qué tan contrastante resulta ser el mundo exterior para el bebé. Sigue estos tips y notarás la diferencia:

  • Relájate. Lo más importante que debes saber es que el bebé percibe tus emociones, si estás nerviosa o estresada, él reaccionará de la misma manera. Así que antes de cualquier cosa te necesitas relajar para transmitirle tranquilidad al bebé, hazlo y notarás la diferencia.
  • Apóyate en la música. Puedes cantarle canciones o poner música tranquila (la música clásica es muy efectiva para relajar al bebé). Si no tienes estas herramientas puedes comprar música infantil.
  • Aprovecha el tiempo de baño. El agua tibia es efectiva para relajar a cualquiera, verás que el simple contacto con ésta servirá muchísimo para relajar al bebé. Puedes implementar espuma o burbujas dependiendo de su edad.
  • Recopila ejercicios para relajar al bebé. Algunos podrías realizarlos al momento del baño o antes de dormir.
  • También busca masajes para relajar al bebé. Puedes hacérselos al momento del baño o con crema para que tus manos resbalen mejor. Masajea todo su cuerpo: la planta de sus pies, las piernas, el abdomen, la espalda, las manos, los brazos, el cuello y la cabeza. Al bebé le encanta el contacto físico y lo puedes aprovechar para relajarlo.
  • Evita el exceso de ruidos, sonidos, colores o movimiento. Al bebé le agrada un ambiente tranquilo, incluso los movimientos rápidos podrían exaltarlo.

Sé paciente y realiza estas actividades en lugares tranquilos. Busca siempre las condiciones más favorables para que consigas relajar al bebé. Implementa tus propios tips y recopila los de otros; procura reunir todas las herramientas posibles. Incluso puedes crear una rutina para relajar al bebé.

Si no consigues relajar al bebé o te es muy difícil, descarta cualquier posibilidad de que tenga alguna condición médica. Hazlo sólo para estar segura y jamás volver a tener problemas para relajar al bebé.

 

También podría gustarte