Tips para lavar correctamente los alimentos

lavar alimentos

Cuando cocinamos siempre buscamos darle alimentos de la más alta calidad a nuestra familia y brindarles la mayor seguridad posible, por lo que intentamos lavar y desinfectar adecuadamente las frutas y verduras, pero siempre surgen dudas al respecto. Si no estás segura de si debes tallar, remojar, o desinfectar ciertas frutas o verduras, estos consejos te serán de gran utilidad.

1. Verduras o frutas con piel comestible (manzanas, duraznos, jitomates, calabacín y duraznos)

Talla estos alimentos bajo el agua corriente de 30 a 60 segundos. “El agua corriente ayuda a eliminar la mayoría de las bacterias” explica el doctor Brendan Niemira, científico líder del Agricultural Research Service del USDA. Tállalas con un cepillo para vegetales o con tus dedos (para evitar dañar las frutas más suaves). Esto te ayudará a eliminar las bacterias que se hayan quedado pegadas.

2. Frutas y verduras con cáscara ( melones, sandías, naranjas e incluso plátanos)

Si crees que no es necesario lavarlas porque no te vas a comer la cáscara estás en un error. De acuerdo con el doctor Alfred Bushway, “los microbios de la cáscara se pueden pasar a la pulpa cuando la tocas con las manos o con un cuchillo”, incluso si te lavaste las manos. Se recomienda que talles la cáscara bajo el agua corriente durante 30 a 60 segundos, con un cepillo para verduras o un cepillo de dientes. Las cerdas ayudarán a llegar a las hendiduras de las cáscaras texturizadas donde se guarda la mugre.

3. Frutas que crecen en racimo (Moras, uvas, etc)

Corta los tallos en donde se pueda esconder la mugre, pon la fruta en un colador y enjuágala con la manguera del fregadero durante al menos 60 segundos. Si la enjuagas menos de eso se redistribuirá la mugre, no se eliminará. Seca la fruta con palmadas ligeras utilizando una toalla de papel, esto ayudará a eliminar más bacterias.

4. Verduras que tienen hojas (Espinaca, lechuga)

Si compraste un ramo, tira las hojas externas y enjuaga el resto en agua fría durante 30 a 60 segundos. Ponlas en un secador de ensaladas o sécalas con una toalla. Las mezclas prelavadas están aprobadas para comerse directamente del contenedor, pero de preferencia toma unos minutos para lavarlas.