Tipos de penes: Posiciones sexuales perfectas para cada tipo de pene | starMedia

Así como se afirma que no hay dos mujeres iguales, tampoco hay dos hombres iguales y mucho menos dos penes iguales. Los genitales masculinos son distintos en cada hombre, al igual que los femeninos en cada mujer. Sin embargo, existen ciertas generalidades que permite agruparlos en cinco tipos de penes distintos, de acuerdo a su tamaño, grosor y forma, y cada uno de ellos tiene la capacidad de disfrutar el sexo de manera diferente.

Es por eso que a continuación te compartiremos cuáles son las mejores posiciones para cada tipo de pene, para que las pongas en práctica con tu pareja.

1. Plátano

Platano

 

Ventajas: El que este pene tenga la punta más estrecha, facilita la penetración, ya que de alguna manera con la punta va “abriendo” camino al resto del miembro. Por su parte, el tronco del pene al ser más ancho estimula mejor la vagina.

Desventajas: Si el tronco del pene es demasiado grueso, puede que sea necesaria la lubricación para evitar molestias durante la penetración.

Posiciones sexuales: Gracias a que facilita la penetración, este pene actúa eficazmente en todas las posiciones. Este pene es perfecto para una penetración profunda sin que ésta resulte molesta o dolorosa, las posturas donde más se apriete el pene (adentrándose desde atrás, o con las piernas juntas) son aún más placenteras al aumentar la fricción. Así que si tu pareja tiene este tipo de pene es momento de probarlo todo.

2. Pene seta

Ventajas: Debido a su forma y al tamaño del glande, este pene es más atractivo para realizar la felación (sexo oral), de acuerdo con la sexóloga Nayara Malnero.

Desventajas: Si se dilata demasiado, puede doler al sacarlo de la cavidad vaginal o anal. Se recomienda usar lubricante.

Posiciones sexuales: El misionero es de las posturas más placenteras. Lo mejor es que el pene permanezca en el primer tercio de la vagina, acariciando las paredes de la misma. A diferencia del caso anterior, las posturas con menos profundidad son más placenteras.

3. Cono

Cono Ventajas: Su forma permite que el pene entre por completo con mayor facilidad y su base mucho más ancha estimula potentemente la vagina.

Desventajas: Si el glande es muy fino, será más complicado alcanzar el punto G, por lo que habrá que hacer uso de otras tácticas. Aquí el juego de cadera para tocar la pared vaginal será fundamental. Igualmente hay que tener cuidado con las felaciones si el pene es demasiado ancho en su base.

Posiciones sexuales: La catapulta o el perrito, son las mejores, debido a que este tipo de miembro viril penetra hasta el fondo.

4. Lápiz

lapiz

Ventajas: Este pene es muy equitativo en su forma, por lo que estimula toda la cavidad vaginal por igual, desde la entrada hasta el fondo. Al ser un pene uniforme, este tipo es el más adecuado para practicar sexo anal. Se adapta perfectamente a la estrechez, ya que el glande es del mismo tamaño que el resto.

Desventaja: Cuando es muy largo puede lastimar las paredes vaginales, pues su punta es más picuda y rígida, como la de un lápiz.

Posición sexual: Resulta perfecto para practicar posturas que involucren el sexo anal.

5. Curvocurvo

Ventajas: Debido a su forma, el pene de forma curva es el más exitoso al momento de estimular el “punto G”, y por lo tanto con la ayuda de este pene es mucho más fácil llegar al orgasmo y el placer está asegurado.

Desventajas: Si la curvatura es muy pronunciada, la penetración puede llegar a ser muy dolorosa, tanto para él como para ella.

Posiciones sexuales: Si la curva es hacia arriba la mejor es “el misionero”, si es para abajo sentirás mejor de a “perrito”. Si el miembro viril se va de lado, acomódate.

 

Posiciones sexuales para lograr embarazarte
¿Cuáles son las mejores posiciones para llegar al orgasmo?
Posiciones sexuales creativas
Las mejores posturas para tener sexo en el coche

Leonardo DiCaprio através de los años

Maite Perroni