Sologamia, la moda de casarse con uno mismo

Estados Unidos y Europa ya experimentan la tendencia. Se trata de un manifiesto para los románticos sin compromiso

Hay quienes decidieron celebrar el amor pero con ellos mismos.  Llegaron hasta a realizar bodas consigo mismos y le dieron forma al nuevo fenómeno llamado sologamia. “La soltería a partir de los 30 está estigmatizada y queremos contribuir a que eso cambie“, revela sologamia.com.

Tras el éxito de su libro Quirkyalone, la escritora estadounidense Sasha Cagen, defendió la soltería y definió la sologamia: “Una persona que disfruta estar soltera (o pasar tiempo sola), y prefiere esperar a conocer a la persona correcta en lugar de tener citas indiscriminadamente”.

El ideal de las relaciones, “Ama cuando estés listo y no cuando estés solo”, dice Josué Barrios. La idea del libro de Sasha surgió en la noche de Año Nuevo de 1999, cuando Cagen no tenía a nadie a quien besar, un clásico. De ahí un bestseller y una alternativa de negocio que el empresario sudafricano Jeffery Levin ha popularizado con su empresa I married me.

Eric Klinenberg, profesor de la Universidad de Nueva York, y autor del libro Going Solo: el extraordinario crecimiento y lo sorprendente atracción de quienes viven solos, afirma “La realidad es que la gente que vive sola tiende a socializar y pasar más tiempo con otra gente que la gente que contrajo matrimonio”. Mujeres estadounidenses e inglesas disfrutan ya de las mieles de la sologamia.

Desde ceremonias minimalistas hasta bodas extravagantes. Casarse con uno mismo es lo de hoy. “Ahora soy feliz. No tengo que estar esperando a que llegue ‘esa’ persona porque ahora soy yo ‘esa’ persona. Encontré a la persona indicada”, afirma Sophie Tanner, una novelista inglesa quien a los 35 años decidió contraer matrimonio con ella misma y lo hizo con una fiesta ostentosa en la ciudad de Brighton.

Estados Unidos, Inglaterra, España y ahora México manifiestan, con orgullo, su vocación de estar solos en un moderno estilo de vida al que llaman: sologamia.