Orgasmo femenino paso a paso

Bien dicen que la práctica hace al maestro y eso es aplicable en todos los conceptos incluso en la sexualidad. Lograr un orgasmo puede que no salga al primer intento, pero poco a poco tu cuerpo se relajará y empezarás a disfrutar de tus caricias o las de tu pareja.

Lograr el éxtasis de placer sexual femenino es un enigma tanto para ellos como para nosotras, pero el auto explorarte hará que conozcas mejor tu cuerpo, te ayudará a que confíes en tu sensualidad y sin importar el tipo de encuentro, conseguirás el máximo placer.

Foto: AlexVan

Orgasmo al alcance de tus manos

  1. Aunque no lo creas, nuestra mente es parte importante para experimentar la excitación sexual. Es muy importante que te mantengas relajada, que sólo te concentres en lo que estás experimentando y que te quites de la mente pensamientos que juzguen a tu cuerpo.
  2. Realizar juegos previos para llegar a la excitación erótica es sumamente importante; por ejemplo, los besos, las caricias, los roces son medios para que el orgasmo sea más que placentero.
  3. Es recomendable utilizar algún lubricante antes de estimular tu zona erógena, aún que consideres no necesitarlo, utilizar estos productos ayudan a lograr mayor placer.
  4. Al momento de que tú o tu pareja inicien la estimulación del clítoris, debes alternar movimientos; circulares, de presión y diferentes velocidades. No existe una fórmula que debes seguir, cada cuerpo es diferente, con todo y eso, debes prestar atención a lo que tu cuerpo necesita.
  5. Al interior de la vagina con dirección hacia el clítoris, se encuentra el punto G. Está zona es decisiva para llegar al clímax. En ese punto debes presionar ligeramente alternando las velocidades. Maniobrar en esta zona aumentará la sensación de placer y estimulará una glándula llamada Skene, la cual se encarga de expulsar el liquido eyaculatorio de la mujer.
  6. Después de este encuentro previo viene la penetración, ya sea por parte tuya o de tu pareja. Necesitas relajar la pelvis y para sentir mayor excitación sexual. Te recomendamos colocar una almohada debajo de tu cadera para elevarla.
  7. Para lograr el orgasmo no olvides la estimulación exterior. A pesar de que estés en la penetración dile a tu pareja que estimule el clítoris con el pulgar, incluso tu misma puedes hacerlo.

Lograr el orgasmo soñado no es quimera. El orgásmo es posible y real y la única que tiene el poder de experimentarlo eres tú. No te limites, juega con tu cuerpo y disfruta de él.

Guíate con estos consejos, pero encuentra tu propio ritmo para experimentar el placer sexual del que te estas perdiendo.