Consejos de vida de un médico japonés que vivió 105 años

El médico más longevo del mundo nació en 1911 y falleció el pasado 18 de julio de 2017 a los 105 años de edad. Shigeaki Hinohara también es autor de 150 libros, entre los que se incluye el best-sellerLiving Long, Living Good” y fue fundador del movimiento “New Elderly Movement“.

Básicos para vivir una vida alegre, sana y larga

· Sube las escaleras y lleva siempre tus propias cosas: Hasta el último momento el doctor era fiel defensor de este precepto y subía las escaleras y cargaba sus propias cosas.

· No creas todo lo que tu médico te recomienda o dice: Incentivaba a que nos cuestionemos, investiguemos y exploremos nosotros mismos.

· Comparte lo que sabes: El doctor daba multitud de conferencias de varios temas y, como dato a tener en cuenta, todas las hacía de pie.

· No tienes que jubilarte: Si amas lo que haces, no necesitas jubilarte.

· Planifica con anticipación: El doctor tenía planeado ir a los juegos Olímpicos 2020.

· No tenga sobrepeso: Cuidar tu alimentación, siempre favorecerá el bienestar.

· La energía no proviene de dormir mucho o comer bien, sino de sentirse bien: Diviértete hasta que te dé sueño o hambre.

· Es maravilloso vivir mucho tiempo: El doctor siempre fue voluntario, por el placer de ayudar a su comunidad.

· Encuentra un modelo a seguir: Solía preguntarse qué haría su padre en su lugar.

· No te preocupes demasiado, la vida es impredecible y llena de incidentes: El médico fue secuestrado por el Ejército Rojo comunista cuando tenía 59 años. Pasó 4 días bajo el calor de 40 grados y esposado a un asiento. Se sorprendió de cómo su cuerpo se ralentizó para adaptarse a las privaciones.

· No seas loco por el dinero: A final de cuentas, nada te vas a llevar cuando te vayas.

· El misterio del dolor: Tienes que hacer algo divertido si quieres olvidarte del dolor. El médico descubrió que la música y los animales realmente pueden ayudarte a deshacerte del dolor y a aliviarlo.

· Inspírate: Debes encontrar inspiración, para poder encontrar lo bello cada día.

Ojalá que estos consejos te hagan, al menos, reflexionar y que algunos de ellos te sirvan en tu vida diaria.