Reshma Qureshi: La modelo india, víctima de un ataque de ácido que triunfó en New York Fashion Week

Reshma Qureshi

La firma de moda italiana FTL Moda se ha caracterizado por apostar por la diversidad en las pasarelas y romper con los estándares de belleza convencionales. Así lo demostró una vez más en esta edición de la Semana de la Moda en Nueva York. El año pasado, la marca presentó en el gran desfile a Medeline Stuart, la primera modelo con Síndrome de Down, y este año quiso darle voz a las víctimas de ataques de ácido, con la participación de la modelo y activista india Reshma Qureshi, quien capturó la atención de los medios internacionales a través de un tutorial de belleza en Youtube, cuyo principal objetivo era denunciar las agresiones con ácido y otras formas de violencia de género que se producen con frecuencia en su país.

Reshma Quereshi, es una joven india de 19 años, que hace dos años se encontraba en la ciudad de Allahabad, a donde había viajado para realizar un examen, ya que como cualquier otra chica de su edad, deseaba continuar con sus estudios, ir a la universidad y encontrar un buen trabajo. Sin embargo, su familia política no estaba de acuerdo con su decisión, y un día su cuñado, acompañado de otros familiares y amigos, le lanzó un concentrado de ácido sulfúrico en el rostro, dejando su rostro desfigurado y ocasionando que perdiera el ojo izquierdo.

Sin embargo, Reshma lejos de venirse abajo, se recuperó de sus lesiones y decidió unirse a la organización Make Love Not Scars (haz el amor, no cicatrices), una plataforma que busca ayudar a las víctimas de ataques con ácido, violaciones y violencia de género. Con quienes grabó una serie de tutoriales de maquillaje en Youtube, en los cuales el mensaje era muy claro, concientizar a la sociedad acerca de la venta indiscriminada de ácido sulfúrico en la India, ya que según asegura la activista “En la India es más barato conseguir ácido que una barra de labios”.

Pero la valentía y fortaleza de Reshma Quereshi no se quedaron ahí, pues la modelo brilló en el New York Fashion Week, abriendo el desfile de Archana Kochhar, modelando un vestido con estampado étnico, demostrando que en las pasarelas la diversidad también existe y que la belleza real va más allá de los estándares de belleza habituales que han imperado en el mundo de la moda durante años.