Recetas de fin de año: Croquetas de bacalao

croquetas de bacalao.

¿Ya se te acabaron las ideas para la cena de año nuevo? No te preocupes pues a continuación te decimos cómo realizar unas deliciosas croquetas de bacalao. Sorprende a tus invitados cocinándoles comida tradicional de la época, pero de una manera completamente diferente.

Tiempo:

60 minutos
Para 6 personas

Ingredientes para Croquetas de bacalao:

3 cucharadas de harina
3 cucharadas de mantequilla
750 ml de leche entera
Nuez moscada
Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
1 lomo de bacalao desalado: unos 200 g aproximadamente (también pueden ser migas de bacalao desalado, de calidad)
1 cebolla grande
Aceite de oliva virgen extra suave (para la fritura)
3 huevos
100 g de pan rallado que más os guste

Preparación de las croquetas de bacalao:

1. Cortamos la cebolla en trocitos muy pequeños, reservamos. En una sartén o cazuela ancha vertemos unas gotas de aceite de oliva virgen extra y echamos la cebolla, a llama baja. Durante 5 minutos hasta que esté translucida y añadimos el bacalao desmigado, removemos para juntar sabores y retiramos a un plato. Reservamos.

2. Calentamos la mantequilla en la misma cazuela en la que hemos preparado la cebolla hasta que se haya derretido. Empezamos con preparar la bechamel, echamos la harina y, con la ayuda de unas varillas, removemos hasta que veamos que se haya integrado con toda la grasa de la mantequilla. Sin parar de remover y, a fuego medio, cocinamos la harina durante 1 o 2 minutos.

3. Vamos incorporando la leche a la cazuela, primero en pequeñas cantidades, integrándola bien con la harina antes de añadir más. Este paso de ir añadiendo la leche poco a poco, es fundamental ya que así nos aseguraremos de que la crema no tendrá grumos.

4. Sin parar de remover integramos toda la leche y salpimentamos al gusto. Seguimos cocinando la salsa, a temperatura media baja, durante unos 5 minutos, sin parar de remover.

5. Añadimos el bacalao con la cebolla que teníamos reservado y seguimos removiendo hasta que se haya disuelto en la crema. Continuamos removiendo hasta que nos quede una masa espesa que se despegará de la sartén o cacerola al remover.

6. Apagamos el fuego y dejamos que la salsa se temple ligeramente. En una fuente engrasada con mantequilla y espolvoreada con harina echamos la masa de croquetas y dejamos enfriar un día en la nevera. Así la masa tira más y se manipula mejor.

7. Para el empanado, cuando esté la masa fría, se les da forma con dos cucharas o con la mano. Formamos las croquetas con las manos, dándoles la forma que más nos guste, la ovalada y alargada más tradicional. Las pasamos por huevo batido y luego por pan molido.

8. Dejamos una hora en la nevera, sacamos de la nevera pasado el tiempo y dejamos secar un poco las croquetas antes de freírlas para que el rebozado se resequen un poquito.

9. En una cazuela de paredes altas, calentamos abundante aceite de oliva virgen extra suave, para freír. Vamos cocinando las croquetas a fuego alto, regulando la temperatura para evitar que se nos quemen. Retiramos a un plato con papel absorbente, para eliminar el exceso de aceite y servimos directamente, recién hechas.

También podría gustarte