10 razones para amar los lunes (aunque usted no lo crea)

Es fácil amar un jueves de ladies night, es fácil también desear la llegada del viernes, la antesala del fin de semana. Pero no es fácil amar un lunes.

Si sufres del síndrome del lunes, no estás solo, no eres el único. Hay cuestiones científicamente comprobadas que tienen que ver con las reacciones de tu organismo a tus actividades (en lunes) dentro y fuera del trabajo:

  1. Cambian tus patrones de sueño. Después del “living la vida loca“, el lunes implica un esfuerzo por reponer estas horas de sueño perdidas.
  2. Representa un cambio drástico y súbito. Aunque no existe diferencia sustancial entre el nivel de estrés de cualquier otro día, la diferencia está en la percepción del día en contraste con el descanso.
  3. Te sientes mal. Estás (inevitablemente) menos saludable que otros días.

Y sí, el síndrome de lunes es (mucho) más común de lo que parece pero no todo está perdido, estas son 10 poderosas razones para amar los lunes:

  1. Te enterarás de todo lo que pasó el fin de semana. El chisme hoy está súper nutrido.
  2. Si queremos hacer ejercicio, ponernos a dieta, o dejar de fumar, siempre empezamos el lunes. Es un buen pretexto para reiniciar los propósitos de año nuevo (cuantas veces sea necesario).
  3. Si tienes cosas pendientes, todavía te quedan al menos cinco días para terminarlas.
  4. Las noticias y anuncios importantes nunca se dan en fin de semana.
  5. Las rutinas son necesarias para tener una vida ordenada. Durante el fin de semana es probable que tu vida se desordene un poco
  6. Porque faltan cuatro días para el viernes.
  7. Por fin verás a tu amor platónico de la escuela o el trabajo.
  8. Empiezan las promociones.
  9. Si sales el primer día de la semana a algún restaurante, o al cine, es muy probable que no encuentres la típica aglomeración de gente.
  10. Sale el sol. Literal y metafóricamente. Algunos estudios han sugerido que los fines de semana son los días más lluviosos y con mal clima, y que en cambio los lunes son despejados y con sol.

También podría gustarte