La postura amatoria del Nudo Corredizo es una de las más difíciles y placenteras

Escena de ''''The Greatest''''.

Escena de ''''The Greatest''''.

En las distintas posturas eróticas que presenta el Kama Sutra existen diversos niveles de dificultad. Las hay sencillas que apenas precisan esfuerzo o técnica, intermedias, que exigen un alto grado de flexibilidad de alguno de los miembros, y complicada que son sólo para iniciados. La postura del Nudo Corredizo está entre estas últimas.

Esta postura, una de las más bellas de todo el manual, exige un alto grado de flexibilidad en ambos miembros de la pareja. No se trata de una postura cómoda como las que pueden practicarse a diario. Por el contrario, posibilita sensaciones que no se consiguen en las poses más tradicionales. Si se tienen problemas lumbares, no es aconsejable.

La pareja se sitúa frente a frente, convirtiéndose en un ente y su reflejo en el espejo. Con las piernas cruzadas, uno de los dos coloca sus piernas encima de los muslos de su pareja, enlazando a continuación las manos. De esta manera, la penetración se produce de una manera profunda, dada la cercanía de los dos amantes y un cúmulo de sensaciones diferentes se apodera de los cuerpos y los espíritus en comunión.