¿Más de 2 parejas sexuales en 6 meses? Según la OMS, eres toda una promiscua

El número de amantes entre hombres y mujeres varía mucho, pero un estudio arrojó datos muy interesantes

De acuerdo a la a Universidad de Michigan, llegar a los 40 y sumar 10 parejas sexuales es el equilibrio sexual perfecto. Pero si has tenido más de dos parejas sexuales en seis meses, eres toda una promiscua, así lo afirma la OMS, Organización Mundial de la Salud. No es broma. Todavía hoy, a la mujer se le critica su “vida alegre” y el hombre se “acaba” narrando proezas.

Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus, sin duda. El número de parejas sexuales que los hombres llegan a tener puede ser, en ocasiones, infinito (ok, exageré un poco), además sabemos que a muchos hombres les gusta alardear acerca de las chicas con las que han tenido intimidad; contrario a lo que pasa en el caso de las mujeres, que son (mucho) más discretas.

Por nostalgia, curiosidad o simple entretenimiento, a casi todo el mundo le da por hacer recuento de parejas en algún momento de su vida. Así que ve sacando una libreta y haciendo la suma, te sorprenderá saber cuántas parejas sexuales son demasiadas según la ciencia. Un estudio realizado en la Universidad de Michigan ha dado a conocer datos sorprendentes sobre este tema.

Resulta que mientras las mujeres a sus 30 años en promedio han tenido ocho parejas sexuales, los hombres de la misma edad alcanzan las 31. El pico de actividad sexual en los hombres se ubica entre los 20 y los 30 años, mientras en las mujeres sucede de los 27 a los 45 (sí, el rango es mucho más amplio). Así que según encuestas 10 parejas íntimas (a los 40) es el equilibrio sexual perfecto.

Es tristísimo cómo la sociedad occidental ve con vergüenza a las mujeres que disfrutan su vida sexual al máximo. Según el psicólogo Norman R. Brown, investigador de la Universidad de Michigan, ellas ponen nombre y se detienen en el detalle. A la vista de los resultados tan desiguales, la pregunta final debería ser: ¿A quién le importa? A ti y solo a ti.

Al diablo con todos esos prejuicios y pensamientos misóginos. Haz lo que te de la gana cómo y cuando quieras. Recuerda: Tú decides cómo te vistes y con quién te desvistes.