Parejas abiertas, una fórmula de relación que no todos se atreven a probar

Escena de ''Cougar Town''

Escena de ''Cougar Town''

La monogamia es parte de nuestra cultura y cuando nos casamos o formamos una pareja, hacemos un acuerdo de fidelidad a partir del cuál nos comprometemos a no tener vínculo con otras personas. Pero hay parejas que sostienen relaciones abiertas, en las que está permitido tener sexo fuera de casa, con otros hombres y mujeres. ¿Has pensado en esta alternativa alguna vez?

Esta alternativa requiere de mentes muy liberales que puedan dejar de lado los celos, confiando plenamente en el afecto que hay entre ambos. En otros casos, se incluye a una tercera persona a la relación o se asisten a fiestas o reuniones swingers, aunque en estas prácticas él y ella comparten una sesión erótica. Pero cuando el otro lo hace sin que uno esté presente, las cosas cambian.

Si una pareja quiere comenzar a experimentar con una relación abierta, debe ser consciente de los riesgos que ello implica. Es necesaria una total convicción de ambos integrantes de la relación, porque si una de las partes no está del todo convencida, es preferible dejarlo de lado y seguir reflexionando y dialogando sobre el tema. No se debe confundir la imposibilidad de romper con el o la otra, con el deseo de abrir sexualmente el vínculo. Sincerarse es primordial, para la experiencia sea placentera para ambos, sin que nadie salga emocionalmente dañado.