Padre se tatúa la cicatriz de su hijo operado por cáncer

Se dice que el amor lo puedo todo y que por amor se hace hasta lo imposible, y estas palabras se reflejan en un acto tan incondicional como el de Josh Marshall hacia su hijo Gabriel, de tan solo 8 años, a quien le realizarón una cirugía para extirparle un tumor cerebral que le dejó una gran cicatriz curva en el lado derecho de su cabeza, por la que el pequeño estaba acomplejado porque “se sentía como un monstruo”.

Al saber cómo se encontraba su hijo por esta situación, Josh no dudó en hacerse un tatuaje idéntico y le dijo: “si alguien quiere mirarte, entonces pueden mirarnos a los dos”.

La imagen de Josh y Gabriel Marshall, quienes radican en Kansas (EU), en la que aparecen juntos mostrando sus cicatrices ha dado la vuelta al mundo a través de las redes sociales, conmoviendo millones de corazones ante la prueba de lo que por amor se puede hacer.

Padre se tatúa cicatriz de su hijo operado por cáncer

También podría gustarte