Los niños que nadan desde bebés mejoran su coordinación y su respiración

0

A diferencia de las generaciones anteriores, muchos padres en la actualidad eligen llevar a sus niños, desde sus primeros meses de vida, a la piscina para que comiencen a nadar. Tan placentero es verlos moverse en un medio acuático, que conocen desde el vientre materno, como para ellos jugar, en contacto con su papá o su mamá.

Los bebés que nadan, mejoran su respiración, su coordinación y su crecimiento en generalLos beneficios para el pequeños son numerosos, comenzando por un mejoramiento de su coordinación motriz, al igual que su respiración. También se fortalece su sistema circulatorio y el cardiovascular, ayudando a un crecimiento saludable del bebé. Hacer que sea para un hijo natural nadar, hará que se aleje del riesgo de tenerle miedo mientras crece.

Aunque siempre merecen la atención de sus padres, los niños que comienzan a moverse en el agua antes del año de vida, estarán más seguros en el futuro. El agua, además, les mejorar el apetito y les permite dormir mejor. La comunicación con los adultos fluye mejor si comparten un medio acuático.

También podría gustarte