Qué significan los colores y qué emociones transmiten

La vista es el primer sentido con el que nos relacionamos, ya que nuestro cerebro percibe y traduce las imágenes que recibe el ojo.

Cada color tiene reacciones distintas en nuestro cuerpo y el cerebro los traduce de distinta manera a cada uno de ellos. Te contamos los principales puntos de los colores.

  • Rojo: Es el color más llamativo y manifiesta amor, pasión, calidez, vitalidad y confort. También puede transmitirnos ira, cólera, desenfreno o violencia, en el lado negativo. En el cuerpo suele provocar aumento de la presión cardiaca, aumento del apetito y sensación de calor.
  • Naranja: Se relaciona con personas enérgicas o muy dominantes. Sugiere atrevimiento, juventud, deseos, aventura, imaginación y estímulos positivos. Produce sensación de hambre y sed; de ahí que muchos restaurantes acudan al color naranja. Dentro de los cuartos, puede causar insomnio.
  • Amarillo: Se relaciona con la riqueza, el poder, dominio, fuerza, arrogancia e incluso inmortalidad. Este color se suele asociar con la inteligencia. Acelera el metabolismo y, además, puede producir frustración o ira si se encuentra de manera intensa en una habitación cerrada.
  • Verde: es el color de la naturaleza, por excelencia; por eso nos recuerda la fecundidad, el crecimiento y la renovación. Positivamente, significa buena suerte, salud, esperanza y razón. Además ayuda a combatir el estrés ya que produce relajación, descanso, consuelo, calma, alivio y frescura.
  • Azul: de inmediato nos remite al cielo o al mar. Se asocia con sabiduría, verdad, paz, inteligencia y confianza. Propicia el descanso, la quietud y la serenidad.
  • Violeta: Suele ser un símbolo de humildad y penitencia. Se asocia al dolor, misticismo, sacrificio y a la soledad. Puede generar relajación, fuerza espiritual y sensibilidad en las personas de carácter irritante.
  • Blanco: Ayuda a combatir la sensación de encierro o decepción. Suele asociarse con la pureza, inocencia, virtud y limpieza. Suele crear amplitud en los espacios.
  • Negro: Ya que absorbe toda la luz se suele identificar con la oscuridad, destrucción, duelo, misterio y elegancia. Suele asociarse a personas elegantes, dominantes, individualistas, críticas y rebeldes.

Ahora que sabes algo más de los colores, ¿Con cuál te vas a atrever hoy?