Maneras de eliminar el exceso de cera en los oídos

Cómo limpiarse el oído

La cera o cerumen es una sustancia que se produce de manera natural y que tiene como función proteger a los oídos de bacterias y gérmenes que puedan perjudicarlos.

Sin embargo, el exceso de esta sustancia puede ser dañino para la salud, y que puede provocar pérdida parcial de la audición, zumbidos e incluso hasta mareos.

Es por eso, que aquí te compartimos algunas maneras de eliminar el exceso de cera de forma totalmente natural:

Solución salina: Necesitas una cucharada de sal y mezclarla en media taza de agua. Después, con un pedazo de algodón introduce unas gotas del liquido en tu oído, deberás inclinar un poco la cabeza y mantener esa postura por algunos minutos. Esta es la solución perfecta cuando aun no se ha formado un tapón de cera.

Con aceite de oliva: Calienta (muy poco, que quede tibia) una cucharada de aceite de oliva, procede a colocarte dos gotas en el oído y quedarte por lo menos cinco minutos con la cabeza inclinada mientras las gotas hacen su efecto. Repite este proceso tres veces al día.

Agua oxigenada: Mezcla gotas de agua oxigenada con agua. Repite lo mismo que en los métodos anteriores sobre mantener la cabeza inclinada y permanecer así un par de minutos.

También podría gustarte