Limpieza facial casera

Limpieza facial casera

Cuidar tu piel no debe ser tan difícil ni costoso. Todo lo que necesitas para una limpieza facial lo puedes encontrar en casa. No es nada complicado, solo necesitas los siguientes elementos:

  • agua
  • crema limpiadora
  • exfoliante
  • algodón
  • toallas limpias
  • una bolsita de té de manzanilla

Ya que reuniste todos los elementos, necesitas vapor. Hierve un poco de agua y si quieres agrega el té de manzanilla.

Limpia tu cara con la crema limpiadora y después lávate bien con agua tibia. Acerca tu rostro al vapor del agua a una distancia en la que te sientas cómoda. Pon una toalla sobre tu cabeza para evitar que el vapor se escape fácilmente. Espera por 10 minutos o hasta que el agua se enfríe.

Ya que los poros están abiertos extrae los puntos negros y blancos. Evita tocar los barros y espinillas. Si padeces de acné es mejor que evites este paso.

Moja un algodón en tónico y pásalo sobre tu rostro para cerrar los poros. Usa tu exfoliante preferido. Si no tienes, utiliza la crema limpiadora mezclada con azúcar. Espárcelo por tu piel haciendo movimientos circulares y límpiate con agua tibia.

Usa tu mascarilla favorita y déjala actuar por 10 o 15 minutos. Retírala con abundante agua. Aplica humectante y crema en los ojos.

¡Listo! Ya te has hecho un facial casero. Repítelo una vez por semana y verás el cambio en tu piel.