Las 10 fobias sexuales más extrañas

Desde la genofobia y hasta el vaginismo, van mucho más allá del miedo, son momentos de bloque total

Las fobias son trastornos psicológicos que se caracterizan por un miedo irracional y desproporcionado ante objetos, animales o situaciones concretas, aunque no se trate de amenazas reales.

Las fobias van mucho más allá del miedo, ya que son momentos de bloque total. Y sí, existen las fobias sexuales, éstas son las más comunes:

  1. Agrafobia. Tener miedo a ser víctima de un abuso sexual. Generalmente lo padecen quienes han sufrido de este tipo de abusos en algún momento de su vida.
  2. Androfobia. Miedo a los hombres. Aunque usted no lo crea.
  3. Erotofobia. Miedo a hablar sobre temas eróticos. No tiene nada que ver con la vergüenza, sino con sentir verdadero pánico a hablar sobre estos temas. En muchas ocasiones es generado por una exagerada represión durante la infancia.
  4. Eurotofobia. Es el miedo a los genitales femeninos, tanto que les bloquea y les impide llegar a más en cualquier relación que comiencen
  5. Falobia. Parece imposible. El pánico por el pene masculino (igual verlo o tocarlo).
  6. Genofobia. Fobia al sexo (¿qué?). Las personas que la padecen tienen bloqueos en momentos que deberían ser eróticos y agradables. Es una de las fobias más comunes, pero menos reconocida.
  7. Gimnofobia. Consiste en el miedo a la desnudez propia y ajena. Las personas que la padecen comparan los cuerpos reales que los rodean con los cuerpos que tienen idealizados en su mente.
  8. Medolmacufobia. Y además es complicada de pronunciar. Es el pánico a la idea de perder la erección. Esta fobia puede alcanzar niveles tan elevados que los hombres llegan a bloquear todo tipo de contacto con una mujer para evitar enfrentarse a la situación donde se desarrolla su miedo.
  9. Vaginismo. Hay muchas mujeres que tienen miedo a ser penetradas y llevan este miedo hasta tal punto que sienten pánico hasta de colocarse un tampón o ir al ginecólogo.
  10. Venustrafobia. Es la fobia que tienen los hombres a las mujeres hermosas. Para ellos enfrentarse a una mujer bella es más que un dolor de cabeza. No es broma.